Capturan a un jabalí que tenía atemorizados a los vecinos de varias urbanizaciones de La Cala del Moral

Imagen del animal, tras ser interceptado con un dardo sedante. / SUR

La empresa concesionaria del servicio de control de la fauna callejera sigue la pista a otros cuatro animales que deambulan por la zona en busca de comida al anochecer

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

::Los vecinos de las urbanizaciones Serramar, Cueva del Tesoro y la calle Tamadaba, en el núcleo rinconero de La Cala del Moral, llevan más de un año «atemorizados» por la presencia de varios ejemplares de jabalíes adultos, que merodean al anochecer por la zona en busca de comida, algunos de ellos junto a sus crías. El pasado sábado los operarios de la empresa local Don Animal, concesionaria del servicio de control de la fauna callejera en Rincón de la Victoria y en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía, consiguieron capturar a una jabalí adulta, utilizando un dardo anestésico.

Sin embargo, los vecinos siguen sin poder respirar tranquilos del todo, ya que advierten de que han visto, al menos, a otros cuatro animales adultos más por la zona. No en vano, en los últimos meses, estos jabalíes habrían causado la muerte de, al menos, dos perros y herido a un tercer can, así como embestido a un niño, aunque éste no sufrió heridas de gravedad, según informó ayer a SUR el responsable de este centro de fauna salvaje, José Antonio Villodres.

El experto, criador de perros de caza, comentó que van a mantener «una vigilancia exhaustiva» por la zona de La Cala del Moral, para tratar de capturar a estos otros cuatro animales salvajes. «La jabalina que capturamos el sábado la tenemos en el centro canino de Don Animal, en el arroyo de Granadillas. Estoy a la espera de que la Junta y el Seprona de la Guardia Civil me digan qué hacemos con ella. Otras veces se les ha devuelto al campo, pero con ello solo conseguimos que vuelvan otra vez a las mismas zonas», consideró.

Una media de cinco al año

Villodres detalló que estos animales salvajes bajan de los montes cercanos atraídos por la comida que los vecinos colocan en las calles para alimentar a los gatos callejeros, así como para buscar alimento fácil entre los contenedores de basuras. El especialista recomendó no acercarse a los jabalíes, «ya que si van con sus crías pueden ser muy agresivos», apostilló.

No es la primera vez que Don Animal captura un jabalí con vida. Según Villadres, de media en los últimos años vienen atrapando unos cinco ejemplares al año. «Lo que nos diferencia es que los capturamos vivos con dardos de sedación, en la mayoría de los sitios los matan», dijo.

Fotos

Vídeos