Una campaña de tratamiento de la procesionaria de los pinos alcanzará a treinta espacios

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria anunció ayer la puesta en marcha de una campaña especial de tratamiento fitosanitario contra la oruga procesionaria de los pinos, que comenzará a aplicarse a principios del mes de noviembre, según avanzó el concejal del área, José María Gómez (PA).

La actuación medioambiental de control y seguimiento de este insecto se llevará a cabo hasta finales de primavera en distintas localizaciones, como rotondas, parques y jardines públicos, centros educativos, entornos de guardería y pistas deportivas, paseo marítimo, calles y urbanizaciones de los cuatro núcleos del término municipal, hasta sumar 30 enclaves.

«Comenzará por los centros educativos y zonas escolares en las que hay pinos, como medida de precaución ante el riesgo de contacto con los escolares», indicó. Las procesionarias pueden producir reacciones alérgicas, erupciones cutáneas e irritaciones en las fosas nasales, entre otros síntomas.

Fotos

Vídeos