El Ayuntamiento quiere acabar con su «precariedad hídrica» antes de enviar agua fuera

E. C. NERJA

La semana pasada, la Junta comenzó las obras para conectar varios pozos del río Chíllar de Nerja a la red de abastecimiento del sistema de La Viñuela, con el objetivo de paliar la sequía que amenaza con imponer restricciones al sector subtropical de la Axarquía a partir de octubre si no llueve en septiembre. Ante este anuncio, el equipo de gobierno tripartito en minoría en el Consistorio nerjeño (PSOE, IU y EVA-Podemos) ha mostrado su disposición a este trasvase, pero ha recordado la «precariedad» de su sistema de abastecimiento, por lo que los responsables municipales creen que «lo primero que se debe hacer es actuar sobre él para garantizar el consumo en la localidad oriental».

El concejal de Aguas, José María Rivas (PSOE), ha recordado la situación de «precariedad» de recursos hídricos que sufre Nerja, a pesar de contar con un río como el Chíllar, «toda vez que en los últimos 20 años se han ido perdiendo diferentes captaciones como la de la cueva de los Bojes, la Corta de la Tercera Fábrica y otras».

Fotos

Vídeos