El Ayuntamiento insiste en que no hay una plaga de pulgas en el colegio Reñidero de Vélez

El Consistorio aplicará hoy un tratamiento químico en el patio del centro y los padres estudian limpiar a fondo las cortinas en Navidad

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Los padres del colegio público Augusto Santiago Bellido, conocido como Reñidero, en el centro histórico de Vélez-Málaga, continúan «muy preocupados» por la aparición de nuevos casos de picaduras de pulgas en los alumnos. Sólo esta semana se han producido cerca de una treintena de nuevos episodios, de los que una docena han precisado de tratamientos antibióticos. Sin embargo, el equipo de gobierno cuatripartito (PSOE, PA, GIPMTM y el edil no adscrito, José Antonio Moreno Ocón) continúa insistiendo en que el centro educativo «no tiene una plaga de pulgas».

Desde la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) se ha explicado que el foco de la plaga estaría en un solar contiguo al centro educativo, que linda con las clases de Infantil, y que era utilizado por numerosos propietarios de perros para que éstos realizasen sus necesidades. Esa parcela ha sido vallada y fue fumigada el pasado mes por el Ayuntamiento, pero según la presidenta del AMPA, Irene Peña, «se ve que las pulgas han saltado al colegio y ahora hay más dentro». Además, Rocío Román, otra de las madres, apuntó ayer a una antigua nave industrial en desuso, que también linda con el edificio del colegio, como otro posible foco de las pulgas.

Fuentes municipales dijeron que ese solar anexo al colegio «está limpio de pulgas», algo que ha sido comprobado por el área de Medio Ambiente, junto a una empresa especializada autorizada por la Junta de Andalucía y precisaron que en esa parcela se han hecho ya cuatro aplicaciones de desinfección, la última este pasado sábado.

En cuanto a las instalaciones del colegio, las fuentes apuntaron que «no hay una plaga de pulgas», según se indica desde el Distrito Sanitario y «no sería necesario fumigar». De forma preventiva, hoy se va a desinfectar de nuevo el patio del colegio y los días 26 de diciembre y 2 de enero, coincidiendo con las vacaciones de los escolares, se harán otras dos actuaciones tanto en el interior como en el exterior del centro educativo, que cuenta con unos 550 alumnos matriculados. Román explicó que los padres están planteando lavar durante las Navidades las cortinas y demás elementos textiles del colegio por si pudieran ser el origen del foco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos