Arranca la cosecha del mango, la fruta exótica que lleva el nombre de Málaga por Europa

La superficie dedicada al mango ronda ya las 4.000 hectáreas en Málaga./SUR
La superficie dedicada al mango ronda ya las 4.000 hectáreas en Málaga. / SUR

El sector espera una producción de 20.000 toneladas, similar a la de 2016, campaña en la que supuso una facturación de 25 millones en el campo

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Málaga presume de mangos, una fruta subtropical que, aunque originaria de India, ha logrado hacerse un hueco en el mercado europeo gracias a su calidad y sabor. De hecho, a través de esta fruta el nombre de Málaga circula por toda la Unión Europea como símbolo de calidad. La apuesta de los agricultores por este cultivo ha convertido a la provincia en la única zona del continente europeo -junto a la costa tropical granadina- donde la producción es lo bastante importante como para atraer a las cadenas de distribución nacionales y europeas.

Aunque el cultivo comenzó hace más de tres décadas, ha sido en los últimos 10 años cuando ha adquirido mayor relevancia, en parte por el crecimiento del cultivo, que roza ya las 4.000 hectáreas. El mango se cultiva sobre todo en la India, Indonesia, Florida, Hawai, México (el principal país exportador del mundo), así como en Sudáfrica, Egipto, Israel, Brasil, Cuba y Filipinas, entre otros países. Sin embargo, Málaga y Granada son los únicos lugares de Europa donde el cultivo se da sin problemas.

Según la asociación agraria Asaja Málaga, tras unos años de vaivenes en la producción esta campaña, que acaba de comenzar, se presenta con unos niveles de producción estables. La cosecha se estima que superará ligeramente las 20.000 toneladas del año pasado. En 2016 los 20 millones de kilos de esta fruta significaron una facturación para el campo malagueño de unos 25 millones de euros.

La recolección se ha iniciado primero con el mango de invernadero, para continuar con la variedad Tommy Asking, considerada la más temprana de todas las que se cultivan al aire libre. Desde hace dos semanas se están cosechando la Osteen, que es la mayoritaria en la provincia. Le seguirán las variedades Kent y Keitt, consideradas tardías. En cuanto a los precios la previsión es que se mantengan, a pesar de que puede haber alguna variación a lo largo de la campaña. El Osteen se está moviendo en el campo entre 1,20 y 1,30 euros el kilo.

El mango tiene una campaña de recolección corta, con predominio de una sola variedad, la Osteen. En menor medida, le sigue la Keitt, y otras como Palmer, Kent y Tommy Atkins. La introducción de nuevas variedades podría alargar más la campaña y abastecer así el mercado durante más meses. El Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora lleva años defendiendo que es necesario diversificar las variedades y no centrar el cultivo en una sola variedad como sucede actualmente. De hecho, tiene perfectamente estudiando cómo se comportan agronómicamente otras variedades que pueden resultar de interés.

Crecimiento del cultivo

En el caso de Málaga el cultivo del mango está creciendo a un gran ritmo, por lo que es de prever que la producción se incremente notablemente en unos años. En la actualidad, el mango es el segundo cultivo subtropical más importante de Málaga después del aguacate.

El gran atractivo de esta fruta para Europa es que llega al mercado en apenas 24 horas, por lo que puede ser cosechada en el momento justo de maduración, algo que no pueden hacer otras procedencias, salvo que lo hagan por avión, lo que eleva su precio de manera considerable. En la actualidad, el grueso de la producción malagueña se destina al mercado exterior.

Paralelamente, se está registrando un importante aumento del consumo a nivel nacional, a pesar de que todavía muchos consumidores no conocen la fruta. Mercados como Mercamadrid se llenan durante la campaña de mango malagueño y granadino dado el interés creciente que existe entre los consumidores nacionales.

Para Asaja Málaga un problema importante ante el que se encuentran los productores de mango son los robos, ya que se trata de un fruto muy codiciado por los ladrones, al tener un alto valor en el mercado. Por esta razón ha vuelvo a reclamar de las autoridades y fuerzas de seguridad que incrementen los controles.

Fotos

Vídeos