Apenas el 3% de los dueños de perros ha registrado el ADN de sus mascotas en Rincón de la Victoria

El Ayuntamiento recuerda que el trámite, que cuesta 35 euros, es obligatorio completarlo antes del 24 de septiembre para evitar multas de 2.000 euros

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Apenas 300 de los más de 9.700 perros que hay 'empadronados' en Rincón de la Victoria cuentan ya con su registro de ADN. Los dueños de los 9.400 restantes tienen de plazo hasta el próximo 24 de septiembre para inscribirlos en este registro puesto en marcha por el Ayuntamiento, a raíz de la entrada en vigor, a comienzos de este año, de la nueva ordenanza de animales. La localidad rinconera se convirtió así en la primera de la provincia que disponía de un control genético de sus mascotas para poder perseguir conductas incívicas como las de los propietarios que no recogen los excrementos de las calles.

Ante el escaso éxito cosechado hasta ahora en la campaña para que los dueños de mascotas las inscriban, la Concejalía de Sanidad ha anunciado la puesta en marcha de una campaña informativa. Según ha explicado el concejal de Sanidad, Sergio Díaz (PP), con la nueva Ordenanza Municipal de Tenencia y Protección de Animales, el ciudadano está obligado a identificar la huella genética de su perro que puede realizarse a través de la página web del Colegio de Veterinarios de Málaga, en la sección ADN, desde la cual accederá a la pasarela de pago.

«Se ha creado un banco de datos con la información sobre el perfil genético», ha señalado el concejal rinconero, quién ha informado que «a través de esta identificación complementaria, se evitará el uso fraudulento del chip, extracciones, robos, abandono de camadas, etc.», apostilló.

El Consistorio prevé analizar en octubre y noviembre las primeras muestras de excrementos

El concejal se reunió hace unos días con el director de la empresa de ADN Perros, Enrique Perigüel, encargada de la identificación y análisis de las muestras de ADN y excrementos, y un técnico municipal, para concretar las distintas actuaciones a desarrollar durante los próximos meses. «Estamos visitando clínicas veterinarias y establecimientos, distribuyendo hojas informativas y adhesivos sobre la autorización para la permanencia de mascotas en las terrazas e informar sobre los aspectos más relevantes de la Ordenanza Municipal», ha dicho el edil. El encuentro también ha servido para concretar la organización de charlas y campañas informativas en los centros educativos previstas para el próximo mes de septiembre.

Sergio Díaz ha avanzado que entre los meses de octubre y noviembre se realizarán las primeras muestras de excrementos depositados en la vía pública con el fin de identificar a los propietarios de las mascotas y para que se inicien los correspondientes procedimientos sancionadores. Una vez finalizado el plazo de registro del ADN de los perros en septiembre, se procederá a sancionar con multas de hasta 2.000 euros, según la ordenanza, a aquellos propietarios que no hayan registrado a sus mascotas.

El coste de la identificación es de 35 euros. Tras el pago a través de distintos métodos, obtendrán un justificante con el cual podrán acudir a su veterinario, quien se encargará del resto de los trámites. El número de animales en los que se ha realizado el perfil genético hasta la fecha es de 294 sobre un total de 9.704 perros.

Fotos

Vídeos