Apenas un 9% de las comunidades de regantes de la Axarquía están legalizadas

La asamblea constituyente de la Junta Central de Regantes de la Axarquía tuvo lugar ayer en la sede de Trops, en El Trapiche.
La asamblea constituyente de la Junta Central de Regantes de la Axarquía tuvo lugar ayer en la sede de Trops, en El Trapiche. / E. Cabezas

La primera Junta Central de Usuarios nace con el objetivo de regularizar la situación de las 12.000 hectáreas de cultivos subtropicales de la zona

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Únicamente media docena de las 67 comunidades de regantes que hay en la comarca de la Axarquía tienen toda su documentación en regla, lo que representa apenas el 9% del sector. Éste fue uno de los datos más llamativos que trascendieron ayer en el transcurso de la asamblea constituyente de la primera Junta Central de Usuarios de la comarca oriental, un organismo que persigue dos finalidades: actuar como el único interlocutor válido con las administraciones competentes en materia de gestión hidráulica y regularizar la situación de estas comunidades, que suman unas 12.000 hectáreas de cultivos, fundamentalmente de subtropicales (aguacates y mangos) y productos hortofrutícolas, especialmente invernaderos.

Con la amenaza de la sequía que se cierne sobre el sector, la creación de este organismo es un paso fundamental para buscar soluciones, a corto, medio y largo plazo, a la carestía de recursos hídricos en la comarca. El sector de los subtropicales genera miles de empleos y facturó en 2016 más de 150 millones de euros. La sesión constitutiva tuvo lugar por la tarde en la sede de una de las mayores empresas comercializadoras y productoras de mangos y aguacates de la zona, la Sociedad Agraria de Transformación (SAT) Trops, que agrupa a más de 2.000 agricultores, no sólo malagueños sino también granadinos.

Al acto acudieron más de 300 personas, principalmente agricultores, aunque también hubo alcaldes de la comarca oriental, como los de Torrox, Óscar Medina (PP); Rincón de la Victoria, Francisco Salado (PP); Algarrobo, Alberto Gil (PSOE); y Periana, Rafael Torrubia (PSOE), entre otros. El presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía y regidor de Iznate, Gregorio Campos (PSOE), también estuvo presente, integrándose en la junta provisional del nuevo organismo, que se encargará ahora de redactar los estatutos, que tendrán que ser aprobados por la Junta de Andalucía. En representación de la Administración andaluza acudió Fernando Ferragut, subdirector general de Dominio Público Hidráulico y Calidad de las Aguas en la Demarcación de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas.

La Junta valora «muy positivamente» la unión y confía en que llueva para evitar las restricciones al campo

En su intervención, este responsable de la Junta destacó la importancia de la creación de esta primera Junta Central de Usuarios, una figura que contempla la legislación. Ferragut abogó por consensuar las medidas a tomar, «con un 'pool' de agua, en el que estén las superficiales, regeneradas, subterráneas y fluyentes». «Las limitaciones las tenéis en el agua, no en la tierra», aseguró, tras desvelar que en la zona del Valle del Guadalhorce la superficie cultivada ha pasado de 20.000 hectáreas a 9.000. «Es importante que hagáis un inventario de lo que se está regando, y recordar que el Plan Guaro establece sólo autorizaciones hasta la cota 140», dijo. En su intervención, Ferragut destacó que la zona mediterránea sufre continuos periodos de sequía, como el que se viene padeciendo desde hace cuatro años, aunque confió en que este próximo otoño e invierno regresen las lluvias, y que éstas caigan «en la cabecera de los pantanos», dijo.

Obras de emergencia

Los regantes volvieron a exigir que se culminen las obras de emergencia que se dejaron a medias en el anterior periodo de sequía, en 2009. Así reclamaron que se hagan «todas las actuaciones necesarias para garantizar el suministro a la agricultura». Si continúa sin llover este mes, la Junta se verá obligada a promulgar un decreto de sequía que limitaría las escasas reservas que almacena el pantano de La Viñuela -está con apenas el 28%- al abastecimiento humano.

Aunque no quieren expresarlo abiertamente, cada vez son más los agricultores que vaticinan que si no hay soluciones «a corto plazo» tendrán que emprender un calendario de movilizaciones para exigir soluciones para un sector «que genera miles de empleo y riqueza en Málaga».

Fotos

Vídeos