La AMPA del Axarquía denuncia que sólo tiene una monitora y una cuidadora para 24 niños con necesidades especiales

Los padres de alumnos anuncian movilizaciones si Educación no dota al centro educativo de más personal para garantizar una atención digna

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El colegio públicos de Educación Infantil y Primaria Axarquía de Vélez cuenta con tres aulas específicas para alumnos con necesidades especiales. Durante años ha sido un referente en la comarca en cuanto a la atención a este tipo de alumnos, llegando en algunos momento a contar hasta con cuatro aulas específicas, además de contar en sus plantilla con un psicólogo y un fisioterapeuta sólo para los escolares del centro. Actualmente el colegio cuenta con 24 alumnos con necesidades especiales. De los cuales 16 están en la aulas específicas, y el resto en integración, de los cuales se encargan una monitora de educación especial y una cuidadora contratado sólo para realizar cinco horas diarias. El fisioterapeuta ya no se encarga sólo de los alumnos de este centro, sino que debe atender también las necesidades de otros dos centros y el psicólogo debe atender también otro centro de infantil y primaria con 1.400 alumnos en total.

Para la asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio, la situación es insostenible, por lo que llevan tiempo demandando a Educación más monitores y cuidadores para estos niños con necesidades especiales, entre los cuales hay escolares con autismo, parálisis cerebrales y plurideficiencias la mayoría de los cuales exigen hasta dos cambios diarios de pañales. «Llevamos varios años arrastrando esta situación, cuando hay otros centro que con un sólo aula especial y sólo dos alumnos tienen el mismo personal. Llevan meses diciendo que van a a atender nuestra demanda, pero no lo hacen», ha señalado el presidente de la AMPA, Jorge Camacho.

Según la AMPA, se trata de niños con patologías muy complicadas que exigen mucha atención, por lo que con na sola monitora y una cuidadora es materialmente imposible garantizar una atención digna. «El resto de los maestros hacen los que pueden, pero no es suficiente. Son tres aulas especiales con 16 alumnos y otros ocho que están en aulas de integración, que también necesitan atención», ha insistido Camacho.

Temas

Nerja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos