El alcalde tensa el conflicto con la plantilla policial al abrir una nueva bolsa de horas extra

El 90% de la plantilla se niega a realizar estos servicios y los sindicatos SIP-An, UPLB y UGT acusan a Moreno de «faltar a la verdad»

EUGENIO CABEZAS

El conflicto reabierto hace apenas diez días entre la práctica totalidad de la plantilla de la Policía Local de Vélez-Málaga, perteneciente a los sindicatos SIP-An, UPLB y UGT, con el equipo de gobierno cuatripartito (PSOE, GIPMTM, PA y el edil no adscrito, José Antonio Moreno Ocón) va subiendo de intensidad. El alcalde, el socialista Antonio Moreno Ferrer, remitió el pasado lunes una nota interior a los agentes en la que les daba 24 horas para comunicar si deseaban estar incluidos en la nueva bolsa para realizar horas extra y servicios especiales, después de que el 90% de los 107 agentes que componen la plantilla policial veleña, se hayan negado por escrito a realizar este tipo de servicios.

Esta situación está provocando que en los últimos días el número de efectivos disponibles en las calles esté siendo muy reducido, lo que ya obligó el pasado día 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen, a cerrar por la tarde las puertas de la Jefatura Policial veleña. En el trasfondo del conflicto está la reivindicación de los tres sindicatos de que se apruebe una nueva Valoración de Puestos de Trabajo, en la que se reconozcan como complementos específicos en sus nóminas lo que actualmente cobran en concepto de productividad y nocturnidad. Esta situación ya provocó que el pasado noviembre dejasen de cobrar parte del salario, tras aprobarse una moción del PP en la que se pedía revisar los complementos de 18 funcionarios «que trabajan como cargos de confianza encubiertos».

El sindicato SIP-An denunció ayer que hay diez vacantes en la plantilla sin cubrir y que el alcalde «falta a la verdad porque se comprometió a aumentar en 50.000 euros la partida para horas extra». Además, los tres sindicatos critican que el cuatripartito haya aprobado en julio nuevas retribuciones para 14 cargos públicos, lo que supone un aumento de más de 350.000 euros. El grupo de IU lamentó ayer la situación y pidió retomar el diálogo.

Fotos

Vídeos