El alcalde de Torrox suspende el pleno del presupuesto ante la falta de apoyos para aprobarlo

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El alcalde de Torrox, Óscar Medina (PP), suspendió ayer la sesión plenaria extraordinaria convocada para debatir el Presupuesto de 2017, un documento que ya ha sido rechazado en dos ocasiones este año. El equipo de gobierno del PP en minoría, que cuenta únicamente con 6 de los 17 concejales que conforman la corporación, comprobó en la comisión informativa previa a la sesión que no iba a contar con el respaldo de ninguno de los cuatro grupos de la oposición: PSOE, IU, FUSI y Torrox Unido.

El regidor mostró su «malestar» por la situación generada, pues contaba con la posibilidad de recibir al menos el apoyo de FUSI. El portavoz de esta formación independiente, Alfonso Márquez, destacó que el gobierno del PP «está en minoría y no ha llevado los informes para valorar la urgencia de aprobar el presupuesto y las dificultades que existen, además de no modificar ninguna partida presupuestaria».

Medina volvió a alertar de que si no se aprueban unas nuevas cuentas antes de final de año, que sustituyan a las vigentes, que datan de 2015, «corren peligro el pago de las nóminas a funcionarios y de las facturas a proveedores». El portavoz del PSOE y exalcalde, Francisco Muñoz, pidió la dimisión del regidor por el «caos, el esperpento y el ridículo del PP con el Presupuesto».

Fotos

Vídeos