El alcalde de Vélez-Málaga pide «tranquilidad» sobre el futuro de la empresa municipal Emvipsa

Moreno asegura que «en breve» se culminará el expediente para adscribir parcelas a la sociedad por valor de 4,2 millones de euros

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La empresa municipal del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, Emvipsa, sigue en el ojo del huracán por su delicada situación financiera. La pasada semana se conoció un informe interno, elaborado por su gerente, en el que se advertía de que la sociedad «está en causa de disolución» por sus desequilibrios patrimoniales, económicos y financieros, al no haberse completado aún una operación iniciada el pasado verano para adscribir al patrimonio de la firma una serie de parcelas de titularidad municipal.

Sin embargo, el alcalde veleño, Antonio Moreno Ferrer (PSOE), salió al paso de estas noticias, pidiendo «tranquilidad» y asegurando que la empresa pública «no peligra», al mismo tiempo que solicitó «sosiego y responsabilidad a todos los grupos políticos de la corporación municipal». Desde que accedí a la alcaldía la situación de la empresa no ha sido fácil, pero con el trabajo del gobierno se ha logrado poner las soluciones idóneas sobre la mesa y saldrán adelante, por lo que flaco favor le hacemos a los trabajadores creándoles un estado de incertidumbre de forma innecesaria», afirmó.

La empresa cuenta con una plantilla que ronda los 750 empleados. «Teniendo en cuenta que existe una Ley de Racionalización impuesta por el PP que complica aún más la situación, de lo que se trata ahora es de buscar soluciones y no culpables», sentenció el regidor veleño. En este sentido, Moreno Ferrer recordó que en el mes de diciembre el pleno municipal aprobó el inicio del expediente, por un importe de unos 4.200.000 de euros, de la aceptación de las parcelas por parte de Emvipsa, «expediente que se está tramitando y que tendrá su finalización en breve plazo para garantizar que el equilibrio de la auditoría contable dé el resultado que todos queremos y evitar dificultades de liquidez para el pago de las nóminas, compra de materiales y otras inversiones», afirmó Ferrer.

Deuda reducida a la mitad

«Estamos trabajando en cada una de las soluciones y estamos haciendo frente a las trabas que la Ley de Sostenibilidad impone para que el Ayuntamiento pueda seguir cediéndole servicios a Emvipsa», resaltó, al tiempo que avanzó que para el mes de octubre estarán encima de la mesa «las soluciones idóneas».

Por su parte, el edil de Emvipsa, David Vilches (GIPMTM), aseguró que el futuro de la empresa «está garantizado». «La situación no es nueva, si no que viene arrastrándose de ejercicios anteriores y además se ve agravada por la Ley de Racionalización», dijo el concejal, quien añadió que en mayo de 2015 la deuda de la sociedad estaba en 13.142.751 euros, «y a día de hoy se encuentra en 7.890.128 euros».

«Con los 1.518.551 euros que nos quedan por pagar en este 2018 terminaremos en diciembre de este año con una deuda de 6.371.577 euros, lo que supone una reducción de la deuda de la empresa municipal en un 52 %, habiendo pagado más de la mitad de la misma en tan sólo tres años», manifestó Vilches, quien acusó al anterior gobierno del PP de «maquillar e inventarse los datos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos