El alcalde expulsa del pleno de Vélez-Málaga a 50 agentes de la Policía Local por sus protestas laborales

Agentes de la Policía Local veleña, ayer al comienzo de la sesión plenaria con pancartas de protesta / E. C.

Los sindicatos SIP-An, UPLB y UGT reclaman una valoración de puestos de trabajo y un cambio en los turnos para cumplir la normativa

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La intensidad del conflicto policial que vive Vélez-Málaga desde noviembre de 2016 –con una tregua entre marzo y mediados de julio pasado– se recrudece por momentos. Alrededor de medio centenar de agentes de la Policía Local han acudido este miércoles al pleno, por tercera vez, para protestar por los “incumplimientos y las mentiras” del equipo de gobierno cuatripartito (PSOE, PA, GIPMTM y el edil no adscrito, José Antonio Moreno Ocón) en relación a la aprobación de una Valoración de Puestos de Trabajo (VPT) en el Ayuntamiento y la modificación de los índices correctores, en aplicación de la legislación europea, lo que conllevaría un cambio en los turnos de trabajo de los alrededor de 107 agentes que componen la plantilla, pasando de trabajar en jornadas de seis días seguidos, con cuatro de descanso, a tener seis días laborales y cinco de descanso.

Nada más comenzar la sesión, el alcalde veleño, Antonio Moreno Ferrer (PSOE), ha decidido expulsar a tres agentes del cuerpo “por exhibir carteles que menoscaban la imagen de esta corporación y de esta ciudad”, en cumplimiento del artículo 69.3 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales (ROF), en alusión a las pancartas que portaban los agentes en las que podían leerse los mensajes ‘Plazos incumplidos VPT: 24 de agosto Índice Corrector: 1 de septiembre-Imposible’ y ‘Alcalde, no le dice la verdad ni al médico’. Los sindicatos SIP-An, UPLB y UGT, mayoritarios en la Policía Local, son los que reclaman estos cambios y encabezan las movilizaciones.

Moreno Ferrer alegó que las pancartas «menoscaban la imagen de la corporación»

En el momento en el que el regidor veleño ha ordenado el desalojo, uno de los agentes se ha levantado y ha mostrado a los asistentes y a las cámaras de televisión un zapato con la suela despegada, asegurando que llevaba “dos años presentando escritos para pedir que le entreguen un nuevo par de zapatos para poder trabajar”, preguntándole a Moreno Ferrer “si era eso lo que menoscababa la imagen de Vélez-Málaga”. El agente le ha exigido además que tenía que trabajar más por resolver los asuntos “y no por sus amigos”. Moreno Ferrer ha replicado que tenían que tener “más educación con la corporación” que él preside.

A continuación, cuando el alcalde ha ordenado expulsar a otros dos agentes ha mantenido otro enfrentamiento verbal con uno de ellos, al que le ha reprochado que “si quisiera a su pueblo no haría eso”. El agente le ha respondido que es él “el que no respeta a su pueblo”.

Posteriormente, justo después de que se haya rechazado, con el voto de calidad del alcalde, una moción del PP en la que se solicitaba aprobar “de forma inmediata” la VPT y revocar el acuerdo de la Junta de Gobierno Local por el que se crean 14 nuevas jefaturas de servicios en el grupo A de funcionarios, lo que conllevará un aumento de los costes laborales de unos 357.000 euros anuales, los agentes policiales ha vuelto a exhibir las pancartas. En ese instante, el alcalde ha ordenado el desalojo de todos los agentes policiales, que se ha llevado a cabo de manera pacífica por parte de la patrulla que estaba de servicio, aunque entre reproches de los compañeros hacia el regidor.

El portavoz del PP, Francisco Delgado Bonilla, ha criticado la actitud del alcalde en el conflicto abierto con la Policía Local, cuyos agentes vienen negándose a realizar horas extraordinarias desde mediados de julio, “lo que está dificultando que se puedan completar determinados servicios y poniendo en riesgo la seguridad de los vecinos y turistas”, según Delgado.

Por su parte, el gobierno cuatripartito ha anunciado durante el pleno que el próximo día 13 de septiembre han convocado a los sindicatos para entregarles el primer borrador de la VPT. Así, han criticado que en la anterior etapa del PP este trámite se llevó a cabo en mayo de 2015, “dándoles únicamente 24 horas para estudiarlas y recibiendo posteriormente 265 alegaciones”. “Este gobierno está cumpliendo con el calendario establecido, y tal como se dijo, para el próximo mes presentaremos la valoración de puestos de trabajo a los sindicatos, que ya han sido citados para entregarles una copia de la misma”, ha comentado la edil de Recursos Humanos, Ana Campos (PSOE).

En el presupuesto municipal de 2017, para la valoración de los puestos de trabajo, se contempla una partida de 500.000 euros, que repercutirá en una plantilla municipal compuesta por más de 600 trabajadores. Dentro de esa valoración se analizan los servicios municipales que se prestan, los sistemas de organización, estructura orgánica, puestos de trabajo y la plantilla de las que están dotados los distintos servicios y unidades, así como el análisis de las necesidades y características de la organización municipal.

Por su parte, el delegado del SIP-An, Jesús Sánchez, ha asegurado a SUR que el compromiso de Moreno Ferrer era que la VPT estuviera en vigor para el pasado 24 de agosto y que los índices correctores se iban a empezar a aplicar el 1 de septiembre. “No han cumplido con sus compromisos y vamos a seguir protestando hasta que lo hagan”, ha agregado el agente policial.

Fotos

Vídeos