El alcalde de Alcaucín propondrá a la Mancomunidad oriental prohibir el llenado de piscinas con agua potable

Mario Blancke pretende que la medida sea respaldada por todos los municipios de la comarca y que se articule a través de algún reglamento

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El alcalde de Alcaucín, Mario Blancke (Ciudadanos), anunció ayer que llevará a la Mancomunidad de la Axarquía una propuesta para conseguir que se prohiba tajantemente por todos los municipios de la comarca, mediante la forma legal que se considera oportuna el llenado de piscina con agua potable. Según el regidor, sólo en su municipio pueda haber unas 500 piscinas, las cuales pueden gastan en solo una semana más 500.000 litros -más de dos millones de litros al mes- para completar los cubos debido a la evaporación causada por el calor de los meses estivales. «Una piscina de cuatro por ocho metros puede necesitar más de un metro cúbico en verano para sustituir el agua evaporada», aseguró el mandatario del partido naranja.

El objetivo de Blancke es que la Mancomunidad se arbitren medidas que obliguen a los propietarios de piscinas, muchas de ellas construidas en suelo no urbanizable, a demostrar que no usan el agua de la red para el llenado de las mismas. «La idea es redactar algún tipo de ordenanza reguladora prohibiendo de manera firme el uso del agua potable durante los meses de verano», insistió ayer el alcalde.

Con cubas

En esta línea Blancke plantea que los dueños rellenen las piscinas con cubas y que estén obligados a presentar las facturas para demostrar que no han utilizado la red de abastecimiento para esta cuestión. El alcalde de Alcaucín defendió que sea la Mancomunidad la que adopte este acuerdo para que así todos los 31 municipios que conforman la Axarquía respalden y hagan cumplir lo que se decida en la junta de la entidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos