La agrupación local de C's estalla contra la labor de la portavoz y el coordinador

Elena Aguilar, Francisco Salado y José Luis Pérez, el pasado junio. :: e. c.
/
Elena Aguilar, Francisco Salado y José Luis Pérez, el pasado junio. :: e. c.

Una veintena de afiliados, entre los que está el edil Óscar Campos, firman una carta en la que critican «el yoismo» de Elena Aguilar y Jordi Pons

EUGENIO CABEZAS

Las aguas andan revueltas en la agrupación local de Ciudadanos en Rincón de la Victoria. Una veintena de afiliados al partido naranja han suscrito un documento en el que arremeten contra la labor de la portavoz municipal, Elena Aguilar, y el coordinador del partido naranja, Jordi Pons. Según denuncian estos afiliados, entre los que está el otro concejal de la formación que lidera Albert Rivera, Óscar Campos, desde la elección de la nueva Junta Directiva, «se recrudecen los problemas porque el coordinador y su mujer no aceptaron ninguna candidatura que previamente había sido consensuada, imponiendo criterios y voluntades sin razonamientos, prohibiendo mantener contactos con otros miembros del partido, usando una filosofía basada en el 'yoismo' hasta el extremo y la usurpación de ideas, y mezclando política y problemas personales, incluso invitando a irse de 'su partido' a quien no estuviera conforme sin razones», sostienen los firmantes en el documento al que ha tenido acceso SUR.

Según explican en su misiva estos afilliados «las consecuencias de la actuación de esta pareja son»: «baja de afiliados, baja asistencia a las asambleas, intolerancia con los afiliados que quieren aportar ideas, preguntas y mociones a través del grupo municipal y que no se permiten voces que piensen de forma mínimamente diferente, o simplemente que piensen». Campos dijo que remitió esta carta a la dirección provincial del partido el pasado día 3.

Por su parte, fuentes de la formación apuntaron que no han recibido «queja alguna interna, ni esa ni otra con algo de credibilidad y, al menos, firmada, sobre el trabajo que desarrolla la junta directiva en Rincón». «El partido no entra a valorar documentos que desconoce y que no tienen autoría, puede ser un calentón aislado, no el sentimiento de una agrupación».

C's consiguió en 2015 tres concejales, aunque a los dos meses el que era portavoz, Antonio Pérez, fue expulsado y se pasó a no adscritos. El pasado junio los dos ediles suscribieron la moción de censura que desbancó de la Alcaldía a la socialista Encarnación Anaya, aupando al popular Francisco Salado. El PP gobierna en minoría con 9 concejales (7 del PP y 2 del PA) y cuenta con el apoyo de C's, que no asumió delegaciones, pero firmó un acuerdo con más de 130 medidas.

Fotos

Vídeos