Agricultura destaca que la declaración de SIPAM de la pasa «salvaguarda el cultivo»

El consejero de Agricultura, el pasado agosto en un viñedo. :: sur
/
El consejero de Agricultura, el pasado agosto en un viñedo. :: sur

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Málaga firma un acuerdo con la UMA para impartir programas y cursos sobre vinos y pasas

E. CABEZAS

La declaración de la uva pasa moscatel de la Axarquía como uno de los dos primeros Sistemas Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) de Europa por parte de la FAO ha generado una oleada de reacciones desde todos los ámbitos, que valoran muy positivamente este reconocimiento. No en vano, junto al Valle Salado de Añana, en Álava, son los dos primeros enclaves del Viejo Continente que lo consiguen.

Tras dar a conocer la noticia el pasado jueves en Antequera, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, destacó ayer que esta declaración «salvaguarda este cultivo tradicional», del que a pesar de su progresiva desaparición en los últimos años, en favor de otros más rentables como los subtropicales, aún dependen económicamente alrededor de dos mil familias en la comarca oriental.

«Esta merecida distinción supone un importante respaldo para esas dos mil familias que viven de un producto único tanto por su excelente calidad como por la tradición ancestral de su elaboración que, además, está muy ligado a la tierra y es garante de biodiversidad y sostenibilidad», consideró. «Esta declaración contribuirá a poner en valor sus producciones y mantener las superficies tradicionalmente dedicadas a este cultivo, así como la población rural de la zona vinculada a esta actividad», dijo. Además, el reconocimiento como SIPAM incidirá en la conservación de los paisajes, la biodiversidad agrícola y las tradiciones que rodean a la producción de la uva pasa moscatel.

Por otro lado, la Universidad de Málaga y el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen 'Málaga', 'Sierras de Málaga' y 'Pasas de Málaga' firmaron un convenio de colaboración para la consecución de fines comunes relacionados con la investigación, el desarrollo tecnológico, la innovación y la formación, especialmente en los campos del vino y de la pasa con denominación de origen.

El rector de la UMA, José Ángel Narváez, y el presidente del Consejo, José María Losantos, sellaron el convenio en el pabellón de gobierno de la UMA, un acuerdo que permitirá la ejecución de distintos proyectos y programas conjuntos de I+D+i, la prestación de asesoramiento científico, la cooperación en programas de formación, las prácticas de estudiantes y titulados, así como la incorporación de investigadores a empresas del sector. También prevé la organización conjunta de cursos, seminarios, conferencias y jornadas científicas, técnicas, de formación y promoción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos