Más de 9.000 dueños de perros se arriesgan a multas en Rincón de la Victoria por no registrar el ADN

El Ayuntamiento estudia ampliar unos meses más el plazo para realizar el perfil genético a las mascotas después de que apenas un 5% de los propietarios lo haya hecho hasta ahora

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Apenas 500 de los 9.700 perros que hay registrados en Rincón de la Victoria han completado el perfil genético de sus mascotas en cumplimiento de la ordenanza de tenencia de animales que entró en vigor a principios de año. Después de que el Ayuntamiento prorrogase dos meses más el plazo previsto inicialmente, hasta el pasado 24 de septiembre, únicamente el 5% de los canes que hay censados en el municipio rinconero cuentan ya con un registro oficial de su ADN para poder perseguir conductas incívicas como las de los propietarios que no recogen los excrementos de las calles.

De esta forma, Rincón de la Victoria se convierte en el primer municipio de la provincia que ya está en disposición de sancionar a los dueños que no hayan realizado la prueba de ADN, que tiene un coste de 35 euros. Las multas recogidas en la ordenanza alcanzan los 2.000 euros. Sin embargo, fuentes municipales explicaron a SUR que, de momento, no se está exigiendo la placa identificativa de la prueba genética ni se están tomando muestras de excrementos, debido al «fracaso» que ha supuesto hasta ahora la campaña para que los dueños realicen esta prueba obligatoria.

Así, las fuentes explicaron que están estudiando otorgar una segunda prórroga, «de varios meses más», para conseguir que un mayor porcentaje de mascotas estén incluidas en el registro, que se realiza en cualquiera de las clínicas veterinarias del municipio. La capital mantiene abierto el plazo hasta el próximo 1 de noviembre para realizar este perfil genético, de manera que ambos municipios son los pioneros en esta medida que busca atajar el problema de la suciedad en las calles por los excrementos.

Sin embargo, en la capital malagueña el porcentaje de dueños que ha realizado el registro es también muy reducido, pues apenas 6.900 de los 100.000 perros que hay contabilizados en la ciudad tiene ya su ADN identificado, cuando el plazo terminará el próximo 31 de octubre. El responsable de la empresa local Don Animal, José Antonio Villodres, aseguró a SUR que la medida «está muy bien sobre el papel, pero ya estamos viendo que ha tenido muy poco éxito».

«Aún faltan muchas cuestiones por aclarar, como quién va a encargarse de tomar las muestras de los excrementos para enviárselas a la empresa especializada en analizarlos, que está en Sevilla», aseguró el también presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Rincón de la Victoria (ACERV). El concejal de Sanidad, Sergio Díaz (PP), aseguró que esta identificación genética complementaria «evitará el uso fraudulento del chip, extracciones, robos y el abandono de camadas».

Contrato cancelado

Por otro lado, colectivos animalistas han denunciado a este periódico que en el municipio no se está aplicando el método CES (Captura-Esterilización y Suelta) con los gatos callejeros, tal y como establece la nueva ordenanza, lo que está ocasionando que las colonias no dejen de proliferar, especialmente en zonas como La Cala del Moral. Así, denunciaron que en las últimas semanas se ha producido el envenenamiento de varios felinos.

Por su parte, fuentes municipales dijeron que el anterior gobierno cuatripartito (PSOE, Ahora Rincón-Podemos, IU y PA) canceló el contrato con la firma Don Animal para gestionar la fauna callejera, de manera que ahora se hace sólo a través de la Mancomunidad Oriental, aunque PP y PA quieren renovarlo por 60.000 euros.

Fotos

Vídeos