La Junta culpa al Gobierno central de tener paralizado el trasvase de Iznájar a la comarca Norte de Antequera

Los alcaldes, durante la reunión
Los alcaldes, durante la reunión / Álvaro Cabrera
  • Responsables de la Consejería de Medio Ambiente se reúnen con alcaldes de los municipios afectados y representantes de la Subdelegación y Diputación para tratar de reactivar el tema

Casi un año después de que la Junta solicitara al Gobierno de la nación la autorización necesaria para trasvasar 5 hectómetros cúbicos de agua del embalse de Iznájar (Córdoba), el de mayor capacidad de Andalucía, hasta la comarca Norte de Antequera par resolver los problemas de sobreexplotación del acuífero del que se abastecen los pueblos de esta zona de la provincia, el Consejo de Ministros sigue sin pronunciarse. En un intento de tratar de reactivar la transferencia de estos recursos, la Administración andaluza ha reunido hoy en la delegación el Gobierno a responsables de la Subdelegación del Gobierno, la Diputación y a los alcaldes de los municipios de la zona con el fin de informar de los pasos que se han dado desde la Consejería para conseguir el trasvase.

Según el director general de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico, Juan Serrato, que ha estado acompañado de la directora general de Infraestructuras y Explotación del Agua, Inmaculada Cuenca; el delegado del Gobierno, José Luis Ruiz Espejo, y el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno, todo está pendiente del pronunciamiento del Consejo de Ministros y que la Junta lo único que puede hacer es exigir y requerir que se cumpla lo establecido en la legislación en este sentido.

Serrato ha recordado que la planificación hidrológica de las demarcaciones del Guadalquivir, que es de quien dependen el embalse de Iznájar, y de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, ámbito en el que se encuentra incluida la comarca Norte, contemplan ya dicho trasvase.

Según ha recordado, el consejero de medio Ambiente planteó ya por escrito en junio de 2016 al Ministerio de Agricultura el trasvase era paliar la situación de desabastecimiento que sufre la zona norte de la provincia y que hasta el momento no ha habido ninguna respuesta.

Serrato ha señalado que la Junta, que ha pedido que las obras sean declaradas de interés general, se ha comprometido a cofinanciar las obras con 15 millones de euros la infraestructura. Asimismo ha manifestado que desde la Junta se han iniciado los pasos para destinar fondos europeos a la redacción y gestión del proyecto constructivo, con el fin de ir dando pasos, aún cuando ha insistido que el primero debe ser el pronunciamiento del Consejo de Ministros. “Mientras la Gobierno central no autorice el trasvase, estemos demorando el proceso”, ha declarado Serrato, que ha lamentado que la iniciativa no haya contado con el impulso deseado.

“Este es el cuarto año de sequía, por lo que estamos hablando de una situación en la que los acuíferos de donde toman agua los municipios de la zona Norte de Antequera están ya al límite. Los cloruros, y la contaminación de la mismas hace que esté en el límite, y tenemos que ofrecer una alternativa. Si bien no es a corto plazo, sino a medio plazo, si no empezamos a andar ahora no seremos capaces de resolver la situación”, ha insistido Serrato.

Campillos

El director general de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico, ha manifestado que no forma parte del anteproyecto del trasvase de Iznájar, aunque ha aclarado que si las partes implicados los consideran oportuna y no hay otra solución mas eficaz, podría incluir dentro del ámbito del trasvase.

Serrato ha aclarado no obstante que los problemas de conexión entre las captación y el depósito regulador es una competencia del Ayuntamiento.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate