Turquía no criminaliza a los homosexuales, pero en Dubai hay pena de cárcel

Turquía no criminaliza a los homosexuales, pero en Dubai hay pena de cárcel
  • Aunque resulte sorprendente por la cercanía a España, se trata de una legislación muy similar a la de Marruecos, Argelia o Túnez

María Jimena Rico Montero y su novia, que afortunadamente se encuentran a salvo, corrieron un enorme riesgo al viajar a Dubai, ya que los Emiratos Árabes Unidos está en el penúltimo escalón de los territorios más criminales con las personas del colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB).

Aunque no llega al nivel de países como Arabia Saudí, Iraq o Irán –en el que la homosexualidad se castiga con la pena de muerte o la cadena perpetua–, Emiratos sí condena a estas personas con hasta 14 años de prisión. Aunque resulte sorprendente por la cercanía a España, se trata de una legislación muy similar a la de Marruecos, Argelia o Túnez, aunque en estos últimos años los países del norte de África no suelen aplicar las penas más elevada, algo que sí ocurre en la zona del Golfo Pérsico.

Según la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales e Intersexuales (ILGA), que es la que elabora estos mapas, Turquía no tiene leyes protectoras, pero tampoco criminaliza las prácticas, por lo que la seguridad jurídica de las dos jóvenes cambia mucho entre un país y otro, una situación similar a la de Georgia, el territorio al que escaparon desde Dubai.

A este respecto, España es uno de los países, junto con Holanda, Argentina, Uruguay y los países nórdicos, en el que mayor libertad existe, tanto por la no persecución como por las leyes de matrimonio y adopción. De hecho, en la actualidad no hay ningún territorio en el mundo que ofrezca más derechos a las personas LGTB que el español. En el otro lado, además de los países citados, la ILGA lleva años alertando otros países con políticas regresivas, cuyo ejemplo paradigmático es Rusia, en el que se están aprobando leyes muy restrictivas en relación a la orientación sexual.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate