La Junta avala el rechazo vecinal al paseo marítimo en Torre de Benagalbón

Arriba, carta con registro de entrada del informe de la Junta en el Ayuntamiento. Debajo, el documento de Medio Ambiente.
Arriba, carta con registro de entrada del informe de la Junta en el Ayuntamiento. Debajo, el documento de Medio Ambiente. / SUR
  • Medio Ambiente aconseja la reforestación del actual sendero en un informe que el Ayuntamiento tiene desde septiembre

La Junta de Andalucía es partidaria de acometer una reforestación vegetal y de llevar a cabo mejoras en el actual sendero ecológico de Torre de Benagalbón, ubicado en la segunda fase del paseo marítimo que el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria impulsa con la Demarcación de Costas y al que se oponen los residentes de la zona, que exigen que se mantenga el actual trazado natural. En un informe elaborado el pasado mes de agosto por técnicos del departamento de Geodiversidad y Biodiversidad de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, al que ha tenido acceso este periódico, los expertos del Servicio de Gestión del Medio Natural de la Delegación Territorial de Málaga aconsejan un paquete de medidas que, en síntesis, defiende la conservación de este entorno, uno de los últimos sistemas dunares de la provincia junto con los de La Carraca en Torrox y las Dunas de Artola, en Marbella, caracterizado además por la presencia de una flora autóctona de alto valor, entre la que destacan los lirios de mar.

El proyecto para terminar de conectar los casi once kilómetros de costa en Rincón de la Victoria comprende los 3,4 kilómetros de litoral de Torre de Benagalbón en dos fases: una primera, entre los arroyos Granadilla y Benagalbón, donde Costas prevé una estructura convencional de muros de ribera y hormigón. En la segunda, entre los arroyos Benagalbón y Santillán, la actuación prolonga el paseo hasta finalizar con una pasarela de madera en la zona más sensible, donde se encuentra el itinerario ecológico, creado por el propio Ayuntamiento en 2013 para poner en valor la zona y proteger ese ecosistema. Es precisamente allí donde los técnicos de la Junta realizaron en agosto una visita técnica, acompañados por miembros de la Asociación en Defensa del Paseo de Torre de Benagalbón, integrada hoy en la Plataforma Lirios de Mar, que agrupa a las asociaciones vecinales de toda la franja costera de Torre de Benagalbón, y desde la que se están movilizando contra el proyecto del paseo marítimo.

Defensa medioambiental

Este informe avala en gran medida la defensa del sendero ecológico por parte de los vecinos, que se oponen tanto a cualquier tipo de actuación en ese trazado, por el temor a que no respete el valor medioambiental de la zona, como a la estructura convencional de hormigón en la primera fase del paseo, por el riesgo de que los muros de ribera actúen de dique en caso de lluvias fuertes y escorrentías con los temporales. «Sólo hay que recordar lo que pasó en Rincón en las inundaciones de 2004», criticaron desde la plataforma.

El paseo marítimo de Torre de Benagalbón es un proyecto que arrastra varios años de polémica. El anterior gobierno municipal del PP solicitó que las recuperaciones de los terrenos de dominio público marítimo terrestre, en su mayoría jardines y muros de edificios, se hicieran por fases conforme se fuera ejecutando la obra. Sin embargo, la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE), reactivó en febrero el proyecto con el objetivo de que las expropiaciones se hagan de una vez para evitar agravios comparativos entre vecinos. De hecho, laDemarcación de Costas ya ha encargado a una consultora la respuesta a las alegaciones presentadas por los vecinos para empezar a negociar las expropiaciones.

Anaya, que declaró desconocer este informe pese a que consta con registro de entrada en el Ayuntamiento desde el pasado 19 de septiembre, ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los residentes. «Entiendo que la administración competente (Costas) va a respetar lo que hay allí. Nos han garantizado que las pasarelas serán una actuación blanda», dijo la regidora. Sin embargo, desde la plataforma vecinal, que ya reúne a más de 800 residentes, se siguen preguntando: «¿Por qué insisten en un proyecto que nadie quiere?».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate