Diario Sur

Declaran improcedente el despido de una conserje del Ayuntamiento de Torrox que estuvo trece años trabajando sin contrato

  • El consistorio optará por indemnizarla con 15.570 euros ante la imposibilidad de readmitirla, según el criterio de los técnicos

El Juzgado de lo Social número 1 de Málaga ha declarado improcedente el despido de una trabajadora del Ayuntamiento de Torrox, que durante 13 años realizó funciones de conserje en unas instalaciones deportivas de la costa, sin contar con ningún tipo de contrato ni alta en la Seguridad Social. El magistrado da la opción al Consistorio de elegir entre su readmisión o a indemnizarla con 15.570 euros más los salarios que ha dejado de percibir.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, se considera probado que la demandante, Beatriz González Ruiz, de 41 años, prestó servicios como conserje desde el 1 de octubre de 2003, con un sueldo de 912,97 euros, incluida la prorrata de pagas extraordinarias, con una jornada semanal de 20 horas. El despido se produjo el 3 de mayo de 2016, siéndole comunicado de manera verbal. «El gerente comentó a terceras personas que la extinción de la relación era por tomarse vacaciones sin permiso», sostiene el juez. En los días posteriores, González presentó instancias ante el Ayuntamiento solicitando la comparecencia de la Policía Local para acreditar su presencia y la comunicación por escrito del despido. «La actora, el 30 de abril de 2016, fue atendida en Urgencias por crisis de ansiedad», dice.

Anteriormente, el 13 de mayo de 2015 había reclamado el traslado a un puesto de conserje a jornada completa, en horario de mañana, en cualquiera de las instalaciones municipales. Según el juez, durante el periodo que estuvo trabajando tuvo una beca de prestación de servicios y dos contratos de trabajo, de dos y tres meses de duración, «y siempre ha realizado las mismas funciones». El Patronato Municipal de Deportes de Torrox era quien le pagaba y fiscalmente le realizaba las retenciones correspondientes. Asimismo, esta entidad, que está disuelta desde el 1 de diciembre de 2015, era quien realizaba su cuadrante horario y el gerente actuaba como jefe directo de Beatriz González.

«No hubo proceso selectivo»

La afectada ha solicitado al equipo de gobierno del PP en minoría en el Consistorio que la readmita, «porque lo que quiero es trabajar, no me vale que me den 15.570 euros», apostilla. Sin embargo, el alcalde torroxeño, Óscar Medina (PP), aseguró a este periódico que tras consultar con los servicios técnicos municipales han decidido no recurrir el fallo, a pesar de que es posible hacerlo ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), y proceder a indemnizarla.

«No es el mismo caso que otras sentencias que hemos tenido por despidos durante la etapa de Francisco Muñoz (PSOE), porque aquí no había proceso selectivo ni contrato, no podemos meterla en la plantilla», agregó.