Diario Sur

La revocación de los pluses de productividad complica el pago de las nóminas

El acuerdo adoptado en el pleno extraordinario celebrado el pasado jueves para revocar los pluses de productividad que cobran 18 funcionarios del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, que suman 180.000 euros, con el apoyo de PP, IU y el edil no adscrito José Antonio Moreno Ocón, ya está teniendo sus primeras consecuencias. El interventor municipal ha puesto reparos al pago de las nóminas de buena parte de los 226 funcionarios que cobran pluses en el Consistorio, lo que equivale casi a la mitad de toda la plantilla.

Según explicó ayer el alcalde, Antonio Moreno (PSOE), están tratando de buscar una solución legal a esta situación, que se prevé quede subsanada a lo largo de la jornada de hoy. El regidor veleño volvió a atacar al PP por esta propuesta, que calificó de «nula de pleno derecho», a pesar del informe del secretario que advertía de que no se habían respetado los procedimientos para otorgar esos pluses. Los populares sostienen que son «un fraude ley, porque son cargos de confianza encubiertos».