Diario Sur

La Mancomunidad plantea subir un 49% la tasa de depuración en la Axarquía

  • La división interna en el PP obliga a paralizar la medida planteada por Axaragua para equilibrar sus cuentas ante la amenaza de disolución

La empresa pública Axaragua, dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía, arrastra una deuda superior a los diez millones de euros, y acumula varios ejercicios con pérdidas, por lo que el Ministerio de Hacienda le ha instado a que normalice su situación. El equipo de gobierno pentapartito en el ente supramunicipal (PP, PSOE, IU, PA y GIPMTM) tenía previsto celebrar ayer una Junta General de esta empresa para aprobar una subida del 49,3% en la tasa de depuración que se cobra a los cinco ayuntamientos que cuentan con este servicio: Vélez-Málaga, Rincón de la Victoria, Torrox, Algarrobo y Benamocarra, que pasarían de pagar 2,8 millones al año a casi 4,3 millones. Sin embargo, la división interna en el seno del PP, por la oposición frontal a esta medida de los populares veleños, llevó a dejar sobre la mesa este asunto.

«Es una auténtica vergüenza», consideró el vocal del PP veleño en la Mancomunidad, Manuel Gutiérrez, quien dijo que si la Mancomunidad necesita más financiación -el organismo recibe al año una aportación cercana a los 900.000 euros procedente de Axaragua para su funcionamiento- debe ser a costa de los 31 municipios y lo que se debe hacer es un nuevo planteamiento de las cuotas estatutarias, pero han tomado el camino más fácil, el de los gobernantes incompetentes, subir los recibos de agua a los vecinos de cinco municipios, con la clara y única intención de seguir manteniendo una Mancomunidad insostenible, que más bien parece una 'Manconulidad' por los escasos servicios que presta».

«Datos erróneos»

Por su parte, desde el gobierno de la Mancomunidad aseguraron «no entender la falta de rigor que ha demostrado de nuevo el PP de Vélez-Málaga al ofrecer unos datos erróneos». «Han vuelto a meter la pata. No sabemos si por desinformación o por falta de comunicación con su partido que tiene representación en la Mancomunidad y que, al igual que el resto de partidos representados en el Consejo de Administración, tiene información sobre cualquier documentación que se elabore», añadieron.

«Los responsables de auditar las cuentas han puesto sobre la mesa varias propuestas que se están estudiando con el resto de grupos para tratar de adoptar las medidas con el máximo consenso», dijeron, al tiempo que pidieron al grupo popular en Vélez-Málaga que «si no quieren colaborar con la institución que nos dejen trabajar para alcanzar un mejor funcionamiento. No es de recibo que dinamiten la labor y mucho menos crear falsas alarmas entre la población».

Por Mi Pueblo, el partido del alcalde de Benamocarra, Abdeslam Lucena, también se opuso a la medida y amenazó con llevarla a los tribunales, al igual que el PP. El regidor reprochó «el despilfarro de dinero público en viajes» por parte del pentapartito.