Diario Sur

Perros asilvestrados matan a medio centenar de cabezas de ganado y desatan la alerta entre los ganaderos

Uno de los ejemplares muertos en Canillas de Albaida.
Uno de los ejemplares muertos en Canillas de Albaida.
  • El Ayuntamiento pide medidas y denuncia que los ataques se han producido en el último mes en explotaciones del Parque Natural

Los ganaderos del municipio de Canillas de Albaida no saben ya qué hacer para evitar los ataques reiterados de las manadas de perros asilvestrados contra su ganado, y que están causando un grave daño económico a sus explotaciones. Los ataques, que ya superan la decena, han afectado a diversos rebaños de cabras y ovejas situados dentro del Parque Natural de las Sierras Tejeda-Alimjara.

Según el alcalde del municipio, Jorge Martín, en total se han registrado más de medio centenar de animales muertos, lo que ha llevado al Ayuntamiento a poner el hecho en conocimiento de las delegaciones territoriales de Medio Ambiente y Agricultura de la Junta de Andalucía y del Servicios de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), para que adopten las medidas oportunas y procedan a la captura de los perros.

«No se trata de ataques para comer, sino para matar. La mayoría de las cabras y ovejas muertas presentan heridas en el cuello. Se trata de mordeduras certeras, lo que nos está haciendo pensar que no sean perros asilvestrados hambrientos que atacan para comer, sino perros domésticos bien alimentado, de razas que podrían ser violentas, con dueños, pero que viven sueltos», ha señalado Martín.

Peligro

Para el alcalde, si se confirma que se trata de perros violentos que deambulan sueltos por la sierra pueden representar también un serio peligro para las personas que acuden al Parque Natural a hacer senderismo o rutas.

El alcalde ha declarado que nunca se habían producido tantos ataques al ganado como este año. «Hasta ahora se registraban ataques ocasionales, sin embargo esta vez se están produciendo uno por semana», ha declarado Martín.

Según el edil, las ganaderías afectadas son explotaciones cuyas instalaciones están enclavadas en pleno parque natural, valladas y donde el rebaño está encerrado durante la noche, por lo que los perros debe saltarlas y entrar en ellas para matar el ganado. «Hay ganaderos que se están quedando de noche en las explotaciones para tratar de evitar los ataques, ya que es lo único que pueden hacer», ha señalado Martín, para quien la solución inmediata por parte de las administraciones e instituciones competentes pasa por aumentar la vigilancia en el Parque Natural y capturas a los perros que están atacando al ganado. Hace años que los ganaderos evitan dejar al ganado suelto, por que se mantienen en las explotaciones.

Yunquera

Lo ocurrido en Canillas de Albaida no es exclusivo de este municipio de la Axarquía. El pasado mes de octubre, en Yunquera, situado en la Sierra de las Nieves, 30 ovejas fueron atacadas y murieron por una manada de perros. El ataque provocó que el rebaño se escapara del corral y parte de ellas se despeñaran por varios precipicios. Otras aparecieron con mordiscos que le causaron la muerte.

En aquella ocasión los guardas rurales encargados de la vigilancia del lugar, un coto de caza, consiguieron localizar y capturar a los perros, la mayoría podencos y cruces de distintas razas, con la ayuda de varios cazadores. Los daños causados al propietario del rebaño superaron los 3.000 euros.