Diario Sur

La oposición fuerza a revocar los pluses de productividad que cobran 18 funcionarios

  • PP, IU y el edil no adscrito aprueban una moción que obliga al alcalde a retirar los pagos extra que perciben los empleados, que suman 180.000 euros al año

Los votos a favor de los dos concejales de IU y del edil no adscrito Antonio Moreno Ocón, sumados a los diez del PP, como grupo proponente de la moción, permitieron aprobar ayer un acuerdo por el que se insta al alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer (PSOE), a revocar los pluses de productividad que vienen cobrando 18 funcionarios del Ayuntamiento, que suman unos 180.000 euros anuales. El acuerdo se adoptó en un pleno extraordinario marcado por la tensión política, convocado a petición del grupo del PP. PSOE y PA votaron en contra de la revisión y el GIPMTM se abstuvo.

El acuerdo supone que el regidor tendrá ahora que iniciar la revisión de oficio de estos pluses y ordenar la devolución de estos complementos salariales, que según el portavoz popular y exalcalde, Francisco Delgado Bonilla, «se han instaurado para que PSOE y PA puedan cumplir con su promesa electoral de que no iban a tener cargos de confianza, cuando son funcionarios disfrazados de personal de confianza», matizó.

Tanto el portavoz de IU, Miguel Ángel Sánchez, como el edil no adscrito pidieron al secretario municipal, Benedicto Carrión, que se pronunciase en la sesión sobre si del informe elaborado por él, a petición del PP, se podía deducir que los pluses de productividad eran ilegales, a lo que se sumó también el PP. Los populares sostuvieron que en el informe se recoge que los pluses no cumplen determinados preceptos legales. Sin embargo, el alcalde rechazó esta posibilidad argumentando posteriormente que no le parecía adecuado hacer intervenir a un funcionario «en un debate estrictamente político».

Moreno Ferrer volvió a insistir en que los pluses «cumplen estrictamente con la legalidad», porque cuentan con informes favorables antes de su aprobación, que llevó a cabo la concejala de Personal, Ana Campos, y no él, por lo que entendió que «no corresponde al alcalde revisarlos». Delgado Bonilla dijo que si no se cumple el acuerdo adoptado ayer se estarían cometiendo delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos.

Bajada del IBI y del agua

En la sesión se rechazaron las mociones del PP en las que se planteaba una rebaja del tipo impositivo del IBI, del 0,7 al 0,65 para 2017, así como una reducción de la tarifa del agua en un 10%. Tampoco salió adelante la propuesta del PP, basada en el programa electoral del PSOE, para crear planes de empleo municipales. Sí se aprobó, por contra, la moción para renovar el césped artificial y el sistema de riego del campo de fútbol del estadio Vivar Téllez de la capital de la Axarquía.