Diario Sur

Las contrataciones abren un nuevo frente entre el gobierno tripartito y el PP

Pérez Atencia, Moreno Ferrer y Méndez-Trelles, ayer. :: e. c.
Pérez Atencia, Moreno Ferrer y Méndez-Trelles, ayer. :: e. c.
  • Los populares acusan a PSOE, GIPMTM y PA de «unas olimpiadas del enchufismo» y el alcalde replica que la ley de Rajoy impide cubrir las vacantes

Las contrataciones en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga han abierto un nuevo frente político entre el equipo de gobierno tripartito en minoría (PSOE, PA y GIPMTM) y el principal partido de la oposición, el PP. Los populares han acusado al tripartito de practicar «el enchufismo más aberrante de familiares», mientras que el alcalde, Antonio Moreno Ferrer (PSOE), negó ayer estas críticas y culpó a la Ley de Racionalización del Sector Público, aprobada por Rajoy en 2012, de la situación de «asfixia» que vive el Consistorio veleño, al igual que el resto de ayuntamientos de la provincia, ante la imposibilidad de cubrir las vacantes por jubilación.

«Este gobierno de la fregona, del agua en las aceras, de las carpas, de los fuegos artificiales, son unos expertos en enchufismo. Recibimos a diario muchos mensajes informando sobre los nuevos enchufados que entran a trabajar para el Ayuntamiento. Ahora de nuevo vuelven a tirar de Limpiezas Crespo para contratar a personas cercanas a integrantes de los partidos que conforman el tripartito», manifestó el portavoz del PP, Francisco Delgado Bonilla.

El dirigente del PP anunció una propuesta que llevarán al pleno para el reparto del trabajo de las nuevas contrataciones «limitando el período de trabajo a seis meses los contratos de obra o servicio o acumulación de tareas, para así dar un mayor número de oportunidades a vecinos que estén desempleados». «Así puede haber una rotación del trabajo y así no favorecer que sigan entrando por la puerta de atrás, familiares y amigos de los concejales del gobierno», dijo.

2.139 contratos sin bolsa

Por su parte, el alcalde acusó a su antecesor de gastar más de 850.000 euros en despidos improcedentes en la Empresa de la Vivienda entre 2011 y 2013, «con pleitos que han condenado a este Ayuntamiento», indicó. Según Moreno, durante los últimos meses que estuvo como alcalde, Delgado «llevó a cabo 225 contrataciones que, sumado a la inclusión de los trabajadores de Crespo a Emvipsa por decreto, podemos calificarlo como una presunta compra de votos o enchufismo», indicó el mandatario veleño, quien acusó al exregidor del PP de realizar 2.139 contrataciones en Emvipsa, «sin bolsas de trabajo, que muchos tenían apellidos conocidos para el señor Delgado Bonilla».

«Este Ayuntamiento ha perdido 76 funcionarios desde que en el año 2012 comenzó la Ley de Racionalización del Gobierno central y esto es culpa del PP, que hace que los consistorios tengan insuficiencia tanto para la ampliación como para la reposición de la plantilla que permita cumplir con los servicios que ofrecen», dijo.