Diario Sur

Vélez-Málaga es el segundo municipio del país que más destina a gasto social

  • La Asociación Estatal de Directores de Servicios Sociales sitúa a Fuengirola entre las localidades que menos reservan a este capítulo en sus cuentas

Que la crisis ha reducido las ayudas sociales públicas es algo que nadie discute. Sin embargo, un informe elaborado por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, a partir de datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, puso ayer negro sobre blanco esta realidad, con un ‘ranking’ de los 350 ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y sus partidas destinadas a gasto social. En esta clasificación, el Consistorio de Vélez-Málaga queda segundo, con 138,28 euros por vecino, solo superado por el municipio granadino de Baza.

La capital de la Axarquía es la única localidad de la provincia que aparece entre los doce primeros clasificados, catalogados como «excelentes», un selecto club en el que hay únicamente otras cuatro localidades andaluzas. Además de Baza, son San Juan de Aznalfarache, en Sevilla, que ocupa el cuarto lugar; Linares (Jaén), que es quinta; y el consistorio sevillano de La Rinconada, que es sexto.

En el extremo opuesto, el ‘ranking’ elaborado por la Asociación Estatal de Directores de Servicios Sociales sitúa al Ayuntamiento de Fuengirola «entre los pobres porque sus cuantías de inversión social resultan claramente insuficientes». En este nivel están otros municipios españoles como Olot y Vila-Seca (Cataluña), Cieza y Torre Pacheco (Murcia), Los Barrios (Cádiz) y Sant Josep de SaTalaia (Baleares).

Los criterios para establecer tales categorías son: un gasto en servicios sociales de 100 euros o más por habitante y año, la conservación o aumento en 2016 de la cuantía del presupuesto social, que se supere en esta materia el 10 por ciento del presupuesto total y que el acceso a los datos a través de las páginas web de los ayuntamientos sea transparente.

Madrid, Las Palmas de Gran Canaria y Zaragoza son las únicas capitales de provincia con la categoría de «excelencia» en inversión social, en tanto que Mérida y Pontevedra forman parte del elenco de 37 municipios españoles considerados «pobres» en este ámbito. Mientras los tres primeros invierten en materia social 100 euros o más por habitante y año, estos dos últimos otorgan menos de 50.

El alcalde veleño, Antonio Moreno Ferrer (PSOE), valoró ayer los datos: «Se demuestra que por parte de este gobierno estamos cerca de las personas y lo llevamos a cabo con acciones para fomentar la igualdad y con sensibilidad hacia los temas sociales, afianzando esa premisa con los presupuestos de este ejercicio».

El regidor resaltó que «es un honor que figuremos en estos primeros puestos, siendo además el único municipio de toda la provincia y uno de los cinco en toda Andalucía que ocupa las primeras posiciones de este ‘ranking’», junto con Baza, San Juan de Aznalfarache, Linares y La Rinconada. Según Moreno Ferrer, el presupuesto del presente ejercicio ha subido las ayudas de emergencia social y familiares en un 13% con respecto al pasado 2015, contando con 665.000 euros, así como el incremento de las ayudas por ‘cheque-libro’, con cobertura a los menores de entre 0 y 3 años.

Ayuntamientos del cambio

La fuente de los datos expuestos por la Asociación de Gerentes y Directores es la que da el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. El presidente de dicha entidad, José Manuel Ramírez, incidió en un aspecto del informe: la «sorpresa» deparada por algunos de los llamados «ayuntamientos del cambio», es decir, los gobernados actualmente por Podemos o sus confluencias.

El experto citó, en concreto, los casos de Barcelona, que ha menguado en 2016 su inversión social un 11 por ciento; o de Cádiz, que la ha reducido un 20 por ciento.