Diario Sur

Los bajos precios de la leche ponen en guerra a los cabreros de la provincia

El sector considera que vender por menos de 0,75 euros el litro es hacerlo por debajo de costes. :: a. p.
El sector considera que vender por menos de 0,75 euros el litro es hacerlo por debajo de costes. :: a. p.
  • COAG inicia medidas de presión contra la industria quesera, a la que culpa de la caída de las cotizaciones y la asfixia de los ganaderos

El sector caprino malagueño ha dicho basta a los bajos precios de la leche fijados por la industria láctea y que vienen arrastrando desde el inicio de la campaña. Asfixiado por las bajas cotizaciones de la leche, un grupo de ganaderos pertenecientes a COAG Málaga desarrolla hoy una acción de protesta en la capital que tiene como finalidad denunciar lo que consideran un abuso por parte de parte de la industria quesera. Empresas como García Baquero, Lactalis, Arias y Quesos El Pastor controlan casi el 70% de la leche de cabra que se produce en Andalucía y por tanto también en Málaga. Se trata del principio de una serie de movilizaciones que continuarán el domingo 13 con sendas concentraciones de protesta ante las puertas de dos de las principales industrias españolas, concretamente ante las instalaciones de García Baquero en Alcázar de San Juan (Toledo) y Forlasa, en Albacete, convocadas por COAG Andalucía. Ya el pasado 5 de octubre se desarrolló otra concentración similar ante las puertas de Lactalis en Granada.

Según el secretario del sector caprino de COAG Andalucía, el malagueño Antonio Rodríguez, los bajos precios de la leche lo viene soportando el sector desde enero de 2015, debido a que la industria ha mantenido que ha habido mucha leche y la venta de quesos ha bajado.

«El sector aceptó esta primavera estrecharse el cinturón y aceptar los precios de la industria, pero con el compromiso de que el inicio de la campaña, en septiembre, las cotizaciones tenían que regresar a la normalidad. Sin embargo, los siguen manteniendo, incumpliendo el compromiso. La consecuencia es que ya esta habiendo explotaciones que están cerrando, porque no pueden seguir vendiendo por debajo de costes», ha señalado Rodríguez.

Según el responsable de caprino de COAG, los precios de la leche han bajado un 50% desde 2014, pasando de 0,88 euros el litro hace dos años a 0,47 euros el litro en la actualidad. «Con los costes de producción actuales y el esfuerzo inversor que están haciendo los ganaderos para modernizar sus explotaciones es imposible vender a estos precios, porque por debajo de 0,75 euros el litros se pierde dinero», ha asegurado.

Actualmente se están pagando 0,0629 por extracto seco útil (ESU), cuando el precio debería ser como mínimo de 0,072, según Rodríguez. La situación, según COAG, se ha agravado mes a mes, ya que desde enero de 2016 los precios han experimentado una bajada continua.

La pérdida de rentabilidad de os ganaderos esta provocando un incremento del número de reproductoras sacrificadas en los mataderos andaluces, ante las dificultades para mantenerlas y por no poder asumir los costes de producción. Según COAG, se están sacrificando unas 4.000 cabras por semana y la tendencia es creciente, un número muy destacado si se tiene en cuenta que en provincias como Málaga, con unas 230.000 cabezas, que es la primera en número de cabras con el 25 por ciento del censo andaluz, la actividad de las explotaciones se centra en la producción lechera.

La provincia produce unos 52,23 millones de litros de leche de cabra (el 28,2% del total andaluz, con 188,42 millones de litros en toda la comunidad). En Málaga existe cerca de un millar de explotaciones, aunque este número está disminuyen a pasos agigantados, según COAG, debido a la crisis de los precios que está sufriendo el sector.