Diario Sur

El 'misterioso' caso del libro de Harry Potter junto a la Virgen del Carmen

Imagen del ejemplar de la novela dentro de la hornacina, ayer. :: e. c.
Imagen del ejemplar de la novela dentro de la hornacina, ayer. :: e. c.
  • Una vecina que limpia el monumento lo halló en un banco cercano y decidió guardarlo en la hornacina a la espera de que apareciera su propietario

«Obsérvese en la esquina inferior derecha un ejemplar de 'Harry Potter y el prisionero de Azkaban' dentro del altar de la Virgen del Carmen... Se abre turno de explicaciones posibles. Yo no tengo ni idea». Esto fue lo que escribió en su Facebook, en la noche del pasado domingo, el periodista malagueño David Gallego, desatando un sinfín de especulaciones. La misteriosa aparición de este libro dentro de la hornacina no responde a ningún milagro ni es un truco de magia.

Eso sí, se produce después de que el pasado 27 de octubre la hornacina sufriera un segundo acto vandálico en apenas un año, con la rotura del cristal de seguridad que la protege. La respuesta al misterio está relacionada precisamente con el incidente de hace diez días. Remedios Domínguez, de 69 años, es una de las hermanas de la cofradía. Ayer dijo a SUR que en la tarde del día del suceso, cuando los cristaleros fueron a cambiar el elemento de seguridad, advirtieron que en uno de los bancos, en la parte posterior, había un libro de Harry Potter metido dentro de una bolsita de color azul, a modo de regalo.

«El hombre me lo dio y pensé que se le habría olvidado a alguien, y que lo mejor era dejarlo dentro de la hornacina para que, si volvían a por él, pudiera contactar con nosotras para recuperarlo», comentó Domínguez. Así que no se trata de una promesa, ni tampoco de ningún truco de magia de los que hace el protagonista de la serie creada por la novelista J. K. Rowling. «De momento, no nos ha llamado nadie, lo dejaremos ahí unos días más y, si sigue sin contactar nadie con nosotras, lo quitaremos», agregó esta hermana de la cofradía mariana rinconera, quien cree que el ejemplar debió dejárselo olvidado alguien en uno de los bancos situados junto a la hornacina. «Parece que es un regalo que iba a hacer o qué había recibido alguien, aunque es posible que no sea ni de aquí de Rincón de la Victoria», abundó. Sea como fuere, la Virgen del Carmen tiene a buen recaudo el libro de fantasías, a la espera de que alguien lo reclame como suyo.