Diario Sur

El Ayuntamiento instalará un arco de seguridad tras los últimos episodios violentos

Los últimos episodios violentos registrados en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, con la agresión sufrida por un funcionario y dos ediles por parte de un vecino, y las amenazas verbales a otros integrantes del equipo de gobierno tripartito (PSOE, GIPMTM y PA), han llevado a los responsables municipales a acordar la instalación de un arco de seguridad en la entrada principal de la Casa Consistorial, ubicada en la céntrica plaza de las Carmelitas.

El concejal de Hacienda, Juan Carlos Márquez (PSOE), apuntó ayer a SUR que ya están solicitando presupuestos para adquirir el elemento, y que no se trata de una decisión sobrevenida únicamente por estos hechos recientes, «sino que desde hace tiempo lo están planteando el Comité Local de Seguridad y Salud y la Policía Local».

Por su parte, el portavoz del PP, Francisco Delgado, acusó al tripartito de haber convertido en un «búnker» el Consistorio por cerrar dos de los cuatro accesos, a lo que Márquez respondió diciendo que es una decisión «de operatividad».