Diario Sur

Denuncia la explosión de la batería de su móvil Samsung

Vanesa Florido, ayer en su casa con el terminal incendiado. :: e. cabezas
Vanesa Florido, ayer en su casa con el terminal incendiado. :: e. cabezas
  • Vanesa Florido, docente de 37 años, escuchó «un ruido» justo después de dejar el terminal en su dormitorio tras finalizar una llamada telefónica

«Justo acababa de colgar una llamada y dejé el teléfono en el dormitorio, sobre un mueble delante de la cama. Me alejé y, al momento, escuché un ruido, como si se estuviese calentando agua». Así describió ayer a SUR Vanesa Florido, una vecina de Vélez-Málaga de 37 años, lo que ocurrió justo antes de que la batería de su teléfono móvil Samsung, modelo Young 2, explotase. Ocurrió al mediodía del pasado sábado. «Apenas llevaba seis meses usándolo, porque aunque lo saqué de la tienda hace año y medio, lo he tenido un año guardado porque tenía otro teléfono marca Nokia», comentó esta docente de Educación Especial en el IES Miraya del Mar de Torre del Mar.

Según explicó Florido, el terminal había funcionado «sin problemas» durante este medio año, «usándolo de una forma normal, tengo aplicaciones como el WhatsApp y el Telegram, pero tampoco soy de las que está todo el día con el móvil», aclaró la mujer, madre de dos gemelos de 23 meses. «Lo que más miedo me dio fue pensar que los niños podían haber estado tocando el teléfono en ese momento, porque muchas veces lo dejo a su alcance», aseguró.

Tras escuchar el ruido, se acercó rápidamente y comprobó que la batería «se había inflado y se había desprendido la carcasa posterior». «No estaba cargándolo. Lo cogí como pude con las manos, me lo llevé al lavabo, le eché agua, salió humo blanco, y me salpicaron unas gotas en la cara», manifestó Vanesa. Cuando pudo meterlo en una bolsa, se desplazó hasta la tienda de Movistar del centro comercial El Ingenio donde lo adquirió, cuando contrató el servicio Fusión. «Me dijeron que eso era un problema del fabricante y que ellos no podían hacer nada, que contactara directamente con Samsung. Se quedaron muy sorprendidos porque dicen que nunca habían visto nada igual», dijo.

Según Vanesa Florido, el mismo sábado envió un correo electrónico a través de la página web oficial de la multinacional coreana, ya que el servicio de atención telefónica finalizaba a las 14.00 horas de ese día y no le dio tiempo a llamar, del que aún no ha recibido respuesta. «Espero que me atiendan y me den otro teléfono, aunque no sé si quiero tener uno de esta marca, después de lo que ha pasado con los Galaxy Note 7 y ahora a mí con este Galaxy Young 2», dijo.