Diario Sur

La salida del PA frustra el acuerdo para que Podemos se haga con la Alcaldía en 2017

  • Antonio Moreno dice que «no es un drama» que el partido morado no consiga el bastón, que previsiblemente será hasta 2019 para la socialista Encarnación Anaya

La ruptura del pacto de gobierno cuatripartito en Rincón de la Victoria, con la salida del PA del gobierno, no sólo supone que PSOE, Ahora Rincón-Podemos e IU se quedan en minoría, con nueve de los 21 ediles, sino que tendrá una consecuencia sobre el futuro del primer sillón municipal: ya no se podrá llevar a buen término el acuerdo por el cual PSOE y Ahora Rincón-Podemos se iban a alternar en la Alcaldía dos años cada uno.

El motivo es bien sencillo, ya que en ese pleno que tendría que tener lugar en junio de 2017, el candidato de la formación apoyada por Podemos y que actualmente es el primer teniente de Alcalde y concejal de Hacienda, Antonio Moreno, precisaría de mayoría absoluta para poder ser elegido alcalde. Y es que ese pleno sería una nueva sesión de investidura, en el que si no hay un candidato con mayoría absoluta, se proclama alcalde a la fuerza más votada. Previsiblemente, Podemos no encontrará apoyos en la oposición, ni en el PP, que tiene siete concejales y fue el partido más votado en los comicios de 2015, ni en Ciudadanos, que cuenta con dos concejales, ni en el edil no adscrito, Antonio Pérez. Tampoco parece probable que los ediles andalucistas cesados de sus delegaciones el pasado lunes, José María Gómez 'Pepín' ni José Luis Pérez, lo apoyarían.

De esta forma, todo apunta a que la socialista Encarnación Anaya, que fue la segunda fuerza política en las elecciones de junio de 2015, con cuatro concejales, será la alcaldesa hasta el final del presente mandato, en 2019. «Para nosotros no es un drama no conseguir la Alcaldía, es mucho más importante que se hayan antepuesto la política y los principios de democracia, transparencia y participación, que fueron los que nos trajeron aquí cuando firmamos el pacto», manifestó ayer a SUR el primer teniente de Alcalde y concejal de Hacienda, Antonio Moreno, en alusión a las razones que han llevado a PSOE, Ahora Rincón-Podemos e IU a expulsar del gobierno a los dos concejales del PA, por las discrepancias en torno al destino de los 184.000 euros que iba a recibir la empresa mixta de limpieza EMMSA.

Mientras que Pepín reclamaba como condición para apoyar el Presupuesto de 2017 que esta cantidad se destinara a realizar contrataciones por parte de la empresa para reforzar los fines de semana y la temporada alta, los otros tres partidos no estaban dispuestos a ceder a este «chantaje, ya que exigía cambiar el Plan Económico-Financiero que aprobamos hace pocos meses», matizó Moreno.

Este orientador de Secundaria, con plaza en excedencia en el IES Bezmiliana de Rincón de la Victoria, de 52 años, se iba a convertir, si no se hubiese producido la ruptura del pacto de gobierno, en el primer alcalde de Podemos de la provincia y uno de los pocos que hay en Andalucía, donde la principal Alcaldía que ostenta el partido que lidera Pablo Iglesias es el Ayuntamiento de Cádiz. «Ahora estamos en minoría y tendremos que negociar todo con el resto de partidos de la oposición, es una situación más de igualdad, pero también somos ya un gobierno de izquierdas sin matices», argumentó el concejal morado.

Precedentes en 2005 y 2007

Por su parte, la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE), dijo que éste es un asunto que también se valoró a la hora de tomar la decisión de cesar a los dos concejales del PA, «y sabíamos que tendría sus consecuencias, pero el acuerdo de los tres partidos fue unánime, no podíamos aceptar el chantaje político, la falta de confianza y coherencia y la deslealtad por parte del PA», matizó la regidora socialista, que ya fue alcaldesa de Rincón de la Victoria entre 2009 y 2011, precisamente gracias también a un pacto de alternancia en la Alcaldía suscrito entre el PSOE y el PSIRV, en 2007. En aquellas elecciones, el PP fue el partido más votado, con ocho ediles. El PSIRV obtuvo seis y el PSOE cinco. Entre 2007 y 2009 el alcalde fue José Miguel Fernández 'Carloni', quien estuvo de baja medio año, tras sufrir un accidente cerebro-vascular, siendo sustituido por Salvador Domínguez.

No fue aquella la única legislatura en la que la Alcaldía de Rincón de la Victoria fue compartida entre dos partidos, ya que en la anterior, la de 2003 a 2007, también se alcanzó un acuerdo idéntico, aunque en aquella ocasión el acuerdo fue entre el PP, que fue el más votado con siete ediles, y el PSOE, segunda fuerza con seis concejales. De 2003 a 2005 el alcalde fue el socialista José Domínguez Palma, mientras que de 2005 a 2007 el bastón de mando fue para el popular Francisco Salado. El actual vicepresidente de la Diputación con Elías Bendodo fue alcalde de Rincón de la Victoria con mayoría absoluta en la pasado legislatura, al obtener 13 de los 21 concejales de la corporación.