Diario Sur

La alcaldesa de Rincón se queda en minoría tras expulsar al PA por discrepancias presupuestarias

Integrantes de PSOE, Ahora Rincón-Podemos e IU, ayer en rueda de prensa en el Ayuntamiento.
Integrantes de PSOE, Ahora Rincón-Podemos e IU, ayer en rueda de prensa en el Ayuntamiento. / E.C.
  • PSOE, Ahora Rincón-Podemos e IU suman nueve de los 21 ediles al cesar a los dos concejales andalucistas por exigir 184.000 euros para contrataciones de limpieza

Crisis de gobierno en Rincón de la Victoria. El cuatripartito (PSOE, Ahora Rincón-Podemos, IU y PA) que alcanzó el sillón municipal en junio de 2015 se ha quedado en un tripartito en minoría, al cesar la alcaldesa, Encarnación Anaya (PSOE), a los dos ediles andalucista, José María Gómez ‘Pepín’ y José Luis Pérez, «por no aceptar el chantaje político» por el que presuntamente exigían destinar 184.000 euros de los Presupuestos de 2017 a realizar nuevas contrataciones en la empresa mixta de limpieza.

De esta forma, las tres formaciones gobernarán ahora con nueve de los 21 concejales de la corporación, a raíz de una decisión que, según la regidora «no ha sido fácil, pero que ha sido la «única salida posible ante la «falta de confianza y coherencia y la deslealtad por parte del PA». En la oposición están el PP, que con siete concejales fue el partido más votado en los comicios de mayo de 2015; Ciudadanos, con dos ediles, y el concejal no adscrito Antonio Pérez, que fue expulsado de Ciudadanos en septiembre del año pasado.

El cuatripartito tenía previsto aprobar ayer en pleno el Presupuesto para 2017, que alcanzaba los 40,8 millones en ingresos y los 38,3 en gastos, con un superávit previsto de 2,5 millones. La sesión fue suspendida tras el cese de los ediles del PA. Además, se iba a aprobar una reforma de las ordenanzas fiscales, con una rebaja del tipo del IBI del 0,962 al 0,92. El primer teniente de alcalde y portavoz de Ahora Rincón-Podemos, Antonio Moreno, dijo que los concejales del PA, con su actitud, «se han desmarcado de los principios que inspiraron el pacto de gobierno suscrito en junio de 2015». Dicho acuerdo recogía un relevo en la Alcaldía en junio de 2017 a favor de Ahora Rincón-Podemos, una permuta condicionada ahora por las nuevas condiciones de minoría del equipo de gobierno. Moreno dijo que seguirán con su política de «coherencia, lealtad y confianza». El líder de IU, Pedro Fernández, manifestó que mantendrán un gobierno de izquierdas, «ahora sin matices».

Por su parte, José María Gómez declaró: «No estaban de acuerdo en aceptar 184.000 euros para realizar contratos de limpieza para mejorar el servicio en 2017, cuando nosotros sí les apoyábamos en sus planteamientos, como la rebaja del IBI que planteaba el PSOE, los 500.000 euros para Presupuestos Participativos de Podemos o los 100.000 euros de varias cuestiones de ‘coworking’ y empleo de IU». «De gestión opaca nada, lo de la limpieza es una excusa, no hechos chantajeado, lo que yo quiero es que Rincón de la Victoria esté más limpio, porque hay muchas quejas por la falta de limpieza y lo que yo planteaba era ampliar la plantilla con seis o siete contratos para los fines de semana y la temporada alta, los contratos los hace la empresa mixta, el Ayuntamiento no tiene nada que ver», dijo.

Para el PP, la ruptura del pacto «es la crónica de una muerte anunciada», ya que las formaciones que componían el cuatripartito, «no tienen nada en común, salvo ir en contra del PP». «No es ninguna novedad las sonadas discrepancias entre estos socios de gobierno, que van cada uno a lo suyo y que tienen paralizado al municipio», consideró Francisco Salado.

Las delegaciones municipales que dirigían los concejales del PA han sido repartidas entre los ediles socialistas Antonio Sánchez y Javier López; Ezequiel Carnero, de Ahora Rincón-Podemos; y Pedro Fernández, de IU.