Diario Sur

«Es un colegio tercermundista, hay humedades y el suelo cruje cuando los niños corren por los pasillos»

Los padres protagonizaron una protesta en diciembre de 2015 por el mal estado del centro.
Los padres protagonizaron una protesta en diciembre de 2015 por el mal estado del centro. / Agustín Peláez
  • Los padres del Custodio Puga denuncian el «pésimo» estado del edificio, con más de 60 años, y exigen mejoras a las administraciones

«Es un colegio totalmente tercermundista, hay humedades en muchos sitios, el comedor apenas tiene 30 metros cuadrados y tienen que hacer hasta tres turnos para que todos los niños puedan comer, y uno de los pabellones es tan antiguo que el suelo cruje cuando los niños corren por los pasillos». Así describe Ruth Torquemada la situación del colegio público Custodio Puga de Torre del Mar, un centro con más de sesenta años de historia.

«Soy de Madrid y éste es el primer curso que tengo a mi hija de 3 años escolarizada. Cuando se lo cuento a mis amigos y familia de allí no se lo creen, piensan que estoy de broma», cuenta la nueva presidenta del Ampa del centro educativo. Toma el relevo de una junta directiva que protagonizó diversas movilizaciones en los últimos años. La más reciente tuvo lugar en diciembre de 2015, cuando los padres se concentraron durante varios días a primera hora en el patio del colegio. «Consiguieron que taparan unas grietas y que echaran un productos antideslizante en los pasillos, pero el centro sigue igual», asegura Torquemada, quien avanza que ya están preparando un nuevo calendario de movilizaciones, que llevarán a cabo antes de que acabe este trimestre.

«No pensamos quedarnos cruzados de brazos, esperando a que algún día pase algo grave de verdad», afirma, al tiempo que destaca que otra de los problemas que presenta el centro es que tiene dentro un inmueble okupado por media docena de familias, que se instalaron allí hace varios años, en las antiguas casas de los maestros. «No estamos en contra, pero las ventanas dan al patio y muchos días nos hemos encontrado basura y todo tipo de cosas inadecuadas para los pequeños, como colillas», sostiene. A su juicio, «las administraciones públicas no pueden seguir mirando para otro lado y diciéndonos que están estudiando el tema, pero sin darnos una solución», comenta esta madre.

Por su parte, el teniente de Alcalde de Torre del Mar, Jesús Pérez Atencia (GIPMTM), reconoce que el colegio Custodio Puga, como el Blas Infante, «es muy antiguo y Torre del Mar necesita un nuevo centro». «Desde la Tenencia de Alcaldía hemos reforzado la limpieza del colegio y el arreglo de desperfectos y hemos conseguido que haya una patrulla de la Policía Local en la zona», asegura.

Próxima visita de técnicos

Por su parte, la concejala de Educación, Cinthya García (PSOE), admite que es una reivindicación «desde hace años y los técnicos están haciendo un estudio del edificio para ver su situación». Respecto a las viviendas okupadas, apuntó que también se está analizando desde el área jurídica del Consistorio veleño «para buscarle una solución a estas familias».

Desde la Delegación de Educación explican que estos inmuebles situados dentro del recinto del colegio, aunque con un acceso desde la calle, «son edificios municipales, por lo que la Consejería de Educación no tiene competencias al respecto», sostienen. En cuanto al estado de las instalaciones, desde la Administración andaluza avanzan que está prevista «próximamente» una visita de los técnicos de la Agencia Pública de Educación, «para evaluar el estado, determinar las necesidades prioritarias y programar las posibles actuaciones».