Diario Sur

Nerja retira una veintena de símbolos franquistas en la barriada de Las Protegidas

Dos operarios, ayer retirando uno de los símbolos franquistas.
Dos operarios, ayer retirando uno de los símbolos franquistas. / E. C.
  • El Ayuntamiento, gobernado por PSOE, IU y EVA-Podemos, da cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica aprobada en 2007

A apenas dos meses de que se cumpla el noveno aniversario de la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica, promulgada por el Gobierno central de José Luis Rodríguez Zapatero el 26 de diciembre de 2007, el Ayuntamiento de Nerja ha comenzado a dar cumplimiento a esta normativa en lo que a símbolos franquistas en las calles del municipio se refiere. En concreto, desde hace unos días, operarios municipales de los Servicios Operativos del Consistorio están retirando los 21 símbolos del régimen, en forma de cerámicas, que aún quedaban expuestos en viviendas y calles de la barriada de Las Protegidas, situada en la zona norte del casco urbano.

Se trata de un núcleo de antiguas viviendas sociales construidas durante el régimen franquista, que fueron inauguradas en 1961. Junto a los nombres de la media docena de calles y viviendas aún podían verse dos cerámicas con el yugo y las flechas de Franco y 19 piezas cerámicas representativas de la imagen del sindicato Organización Sindical Española (OSE), conocido como Sindicato Vertical durante los años del franquismo.

Los operarios han retirado ya los dos símbolos del régimen y ayer continuaban suprimiendo de las fachadas los símbolos del sindicato. La concejala de Cultura y Patrimonio Histórico, Anabel Iranzo (IU), dijo a sur que la medida se adopta «porque es una ley que hay que cumplir». «No es una cuestión ideológica o de que guste o no a los vecinos, es una normativa a la que tenía que habérsele dado cumplimiento hace ya muchos años», añadió en alusión a las dos últimas legislaturas del gobierno del PP, con José Alberto Armijo al frente.

Según comentó la edil, en el pasado mandato, cuando ella estaba en la oposición, «presentamos una moción que fue reconvertida en ruego, y nos dijeron que se iba a dar traslado a la Junta de Andalucía para que determinase los símbolos y calles que debían retirarse o cambiarse de nombre», matizó. «Pero nos consta que no se hizo nada», agregó Iranzo, quien reconoció que algunos vecinos de esta barriada han manifestado verbalmente su rechazo a que el Ayuntamiento retire los símbolos de las fachadas y calles. «Se les ha explicado, con la ley en la mano, y la práctica totalidad lo han entendido. De momento, ninguno se ha opuesto, pero si tuviéramos algún problema habría que dar traslado a la Administración andaluza, que es la encargada de establecer las posibles sanciones», consideró.

Iniciativa de un historiador

En la misma zona del municipio hay dos calles que tienen aún nombres de generales franquistas que participaron en el alzamiento militar que dio origen a la Guerra Civil y la posterior represión del régimen. En concreto, son las calles General Asensio Cabanillas y García Alted. En ambos casos es la concejalía de Participación Ciudadana, que dirige la edil Cristina Fernández (EVA-Podemos), la que se está encargando de gestionar estos cambios, previa consulta vecinal.

Así, aunque aún no está aprobado formalmente, en un principio la segunda de estas vías se va a rebautizar como El Tablazo, a propuesta de los vecinos. En el primer caso se están estudiando varias propuestas, entre ellas las formuladas por el doctor en Historia Francisco Capilla, quien entre otros nombres planteó el de Manuel Centurión y Guerrero, nacido en el municipio y que fue gobernador de Guayana entre 1766 y 1776.