Diario Sur

Las familias desalojadas en Vélez por el derrumbe del muro no podrán volver a sus casas
/ Foto: Eugenio Cabezas

Las familias desalojadas en Vélez por el derrumbe del muro no podrán volver a sus casas

  • Los técnicos han recomendado a la treintena de vecinos afectados no volver a sus casas al menos en 48 horas

Las once familias desalojadas hoy de dos edificios de Vélez-Málaga, tras el derrumbe del muro de un solar en obras colindante, no podrán regresar por el momento a sus viviendas, a la espera de que culminen los trabajos de estabilización de la zona, donde ha habido un corrimiento de tierra.

Fuentes municipales han informado a Efe de que, aunque los técnicos del Ayuntamiento han constatado que no existe peligro para las viviendas de los desalojados, han recomendado a la treintena de vecinos afectados no volver a sus casas al menos en 48 horas, y han iniciado los trámites para el realojo de quienes lo necesiten.

El alcalde, Antonio Moreno Ferrer, se ha reunido con los vecinos en el salón de plenos, donde fueron realojados provisionalmente, y les ha explicado que la prioridad ahora es estabilizar las paredes verticales del solar -en el que también se ha producido una fuga de agua, con tierra y piedras- una actuación que ya ha comenzado.

El regidor ha precisado a los periodistas que se ha permitido a aquellos vecinos que lo precisen el acceso escalonado a sus viviendas, en compañía de técnicos municipales, para que puedan coger algunos enseres personales.

"Hemos buscado hoteles para realojar a las familias que así lo decidan, por no disponer de ningún otro sitio en el que quedarse, y también les hemos indicado que, una vez que la emergencia haya pasado, tendrán a su disposición los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento para darles apoyo en lo que entiendan oportuno", ha detallado.

El alcalde ha agradecido a los vecinos "su compartimiento y la tranquilidad con la que han afrontado una situación que podría haber sido de gran nerviosismo".

Además del desalojo de estas once familias, el derrumbe del muro, que ha tenido lugar sobre las 5.15 horas, ha obligado a cortar al tráfico rodado y peatonal desde la plaza de las Carmelitas hasta la plaza Reyes Católicos, lo que supone la arteria principal del casco urbano del municipio.

Asimismo, varios establecimientos comerciales situados en las inmediaciones del solar no han podido abrir sus puertas por recomendación de los técnicos.