Diario Sur

El Ayuntamiento de Nerja se enfrenta a una docena de demandas laborales en los juzgados

Fachada principal de la Casa Consistorial nerjeña, junto al mirador del Balcón de Europa. :: e. cabezas
Fachada principal de la Casa Consistorial nerjeña, junto al mirador del Balcón de Europa. :: e. cabezas
  • Trabajadores de las áreas de Bienestar Social y Servicios Operativos exigen en los tribunales el reconocimiento a sus categorías profesionales

El equipo de gobierno tripartito en minoría en el Ayuntamiento de Nerja (PSOE, IU y EVA-Podemos) se ha encontrado en sus primeros 16 meses de mandato con una desagradable sorpresa en la gestión del personal que trabaja para el Consistorio: una docena de ellos, entre funcionarios y laborales, han iniciado acciones judiciales en los tribunales para que se les reconozcan su correcta categoría profesional y la labor que desempeñan o para conseguir una estabilidad laboral de la que carecían. En esta última situación están varias de las trabajadoras del área de Bienestar Social, algunas de las cuáles ya han conseguido una sentencia favorable, de forma que los tribunales han condenado al Ayuntamiento a hacerlas fijas. En el otro caso se trata, en su mayoría, de empleados estables vinculados a los Servicios Operativos, como pintores, conserjes y operarios de Vías y Obras, que han solicitado una adecuada catalogación de sus funciones laborales, lo que conlleva también, en la mayoría de ellos, un incremento de sus sueldos o bien una categoría profesional distinta a la que aparecía en sus contratos.

Según denunció ayer a SUR la concejala de Empleo, Anabel Iranzo (IU), estas situaciones se están produciendo como consecuencia de la ausencia de una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en el Consistorio nerjeño, un documento que no fue aprobado durante las cinco legislaturas en las que gobernó el PP, con José Alberto Armijo al frente. «De aquellos polvos, vienen estos lodos», dijo, recurriendo a una metáfora, la edil nerjeña.

La concejala avanzó que el tripartito está trabajando en culminar el documento de la RPT «cuanto antes» para llevarlo al pleno. Al mismo tiempo, recordó que en lo que va de legislatura han convocado una decena de bolsas de trabajo para cubrir puestos temporales en el Consistorio, «algo que no había ocurrido tampoco durante las dos últimas décadas, cuando las contrataciones se hacían, en su mayoría, sin respetar los criterios de igualdad, mérito y capacidad», opinó.