Diario Sur

Un diseñador de motos malagueño, quinto en el Mundial de ‘Harleys’ modificadas

Francisco Alí, en su moto ‘Envy’, con la que consiguió el quinto puesto en el Mundial de Alemania.
Francisco Alí, en su moto ‘Envy’, con la que consiguió el quinto puesto en el Mundial de Alemania. / Sur
  • El veleño Francisco Alí, de 41 años, lleva desde 2008 dedicado a ‘customizar’ vehículos de dos ruedas, con talleres en Miami y la capital de la Axarquía

‘Envy’ es el nombre con el que Francisco Alí Manén (Vélez-Málaga, 1975) ha conseguido ser la quinta envidia del mundo, al clasificarse en esa posición en el prestigioso Campeonato del Mundo de Motos Customizadas, el AMD World Championship of Custom Bike Building 2016, celebrado el pasado fin de semana en la ciudad alemana de Colonia, en el que se midió a otros 80 diseñadores de vehículos de dos ruedas de todo el planeta. En concreto, su última creación es una ‘Harley-Davidson’ «única y exclusiva, que despierta envidia nada más verla», aseguró ayer Alí en alusión al nombre con el que la ha bautizado.

Este customizador de motos se mostró «muy satisfecho» del resultado conseguido en tierras teutonas, teniendo en cuenta que sólo acudieron dos españoles más, de Madrid y Barcelona, «y quedé por delante de ellos», matizó. Alí ha sido escalador profesional, conquistando cimas en los Alpes, los Andes y el Himalaya y ha tenido una empresa de trabajos verticales, pero desde 2008 está dedicado por completo a lo que, hasta entonces, no era más que una afición para él, diseñar motos a medida.

La moda de la ‘customización’, nacida en EE UU hace más de cuatro décadas, está expandiéndose con fuerza por todo el mundo y este veleño ha sido tan consciente de ello que desde hace un par de años ha abierto incluso un taller en su ciudad natal, tras pasar cinco años viviendo y trabajando en Miami. Ahora, tras el quinto puesto conseguido en el Mundial, tiene por delante varios meses de promoción internacional, en revistas especializadas. Su moto ‘Envy’ ya ha despertado el interés de varios posibles clientes, en su mayoría rusos. No en vano, el precio de venta final no está fijado, pero oscilará entre 60.000 y 80.000 euros», aclaró. «Depende de si gana algún campeonato más», dijo.

«Al principio de empezar con la customización viajaba un par de meses al año a EE UU, pero en 2008 me surgió la oportunidad de quedarme allí a trabajar y no me lo pensé, y me llevé a la familia», rememoró. «Los programas de televisión de customización llevan muchos años emitiéndose con éxito en EE UU, aquí en España no han llegado aún, pero desde hace tiempo la gente los ve por el satélite o por Internet, en canales como el Discovery», comentó este emprendedor malagueño, quien explicó que sus diseños tienen precios que van desde 15.000 euros hasta 120.000 euros, «pero hay motos que pueden costar más de 200.000 euros», aclaró. En el Mundial de Alemania el modelo más caro se vendía por 234.000 euros, obra de un customizador local.

Clientes famosos

Los clientes que compran sus diseños, bautizados como Lord Drake Custom, la marca que creó en 2008, son, en su práctica, totalidad extranjeros, fundamentalmente norteamericanos, británicos, alemanes y de países árabes. «Sólo he vendido una moto en la provincia», dice. En su nómina de clientes hay nombres de famosos de todos los ámbitos, incluyendo estrellas de la música como el gaditano Alejandro Sanz, Adam Levine y James Valentine (Maroon 5), Tom Kaulitz (Tokio Hotel), Axel Sjöberg (Graveyard), Jorge Flo (Factor X), Ignacio Vega o Antonio Carmona.