Diario Sur

Nuevo encontronazo entre el PSOE y el gobierno del PP por las casetas de la feria

Nueva polémica entre el PSOE y el gobierno del PP en minoría en el Ayuntamiento de Torrox, en esta ocasión a cuenta de la ubicación de las casetas de los partidos políticos en la Feria, que arrancó anoche. La secretaria general de los socialistas torroxeños, María Estrella Tomé, aseguró ayer que el PP, «como un lobo disfrazado de cordero ha ido jugando con la confusión y con los cambios de sitio al espacio asignado a nuestro partido hasta conseguir dejarnos sin un sitio adecuado».

«Ya es la segunda vez que el PP impide que el PSOE esté presente en la Feria de Torrox, ya que el año pasado, bajo el argumento de favorecer a las entidades deportivas, tampoco nos permitieron contar con un espacio propio», aseguró Tomé, quien tildó al alcalde, Óscar Medina, de «fascista».

Por su parte, la edil de Fiestas y portavoz del gobierno popular, María Ángeles Ruiz, aseguró que «el criterio ha sido dar prioridad a los colectivos deportivos en la asignación del espacio central de la plaza de la Constitución para la colocación de las casetas», alegando que «entendemos que es más justo que estos clubes puedan recaudar fondos, por encima del interés de los partidos políticos, tal y como ya se hizo el año pasado».

Ruiz criticó que el PSOE «no es capaz de anteponer los intereses vecinales a los de su formación cuando se trata de recaudar fondos, sus palabras son desproporcionadas y tendrán que dar explicaciones», matizó la edil.