Diario Sur

Bomberos tienen que liberar a un niño con una pierna atrapada en unos barrotes del recreo

a

p. Metió la pierna entre los barrotes de una baranda de hierro situada en el patio del colegio durante el tiempo del recreo. El pequeño de 9 años jugaba con sus compañeros cuando introdujo la pierna entre los barrotes y aunque los profesores intentaron durante un rato liberarlo con agua y jabón, finalmente tuvieron que llamar al Consorcio Provincial de Bomberos, ya que no conseguían liberarle la pierna. Ocurrió ayer a las 11.43 horas en el Colegio San José de la ciudad veleña. Cuando llegaron los efectivos del Parque de Bomberos de Vélez, el niño comenzaba a tener un hematoma en el muslo por efecto de la presión. Ante la imposibilidad de sacar la extremidad, que se encontraba introducida entre los barrotes hasta la rodilla, los bomberos tuvieron que proceder a separar los baranda con una palanca de excarcelación eléctrica, la misma que se usa en accidentes de tráfico, para sacar al menor de su cautiverio. Según los bomberos, el pequeño se mostró tranquilo en todo momento.