Diario Sur

Ecologistas piden erradicar las plantas invasoras en los parajes naturales de la Axarquía

Imagen de una de las plantas invasoras en el paraje de Maro.
Imagen de una de las plantas invasoras en el paraje de Maro. / Sur
  • El Gabinete de Estudios de la Naturaleza reclama a la Junta que actúe contra las 51 especies localizada en Maro-Cerro Gordo y en las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA)-Ecologistas en Acción, ha pedido este viernes a la Junta de Andalucía la erradicación de las plantas invasoras existentes en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama y en el Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo. Para ello, GENA ha remitido a la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Málaga un estudio sobre la flora alóctona e invasora en estos espacios protegidos de la comarca de la Axarquía, en el que se constata que se registran un total de 51 especies de ese tipo.

El 98 por ciento se ha citado en uno o en los dos enclaves protegidos y es mayor la incidencia en los Acantilados de Maro-Cerro Gordo, en el municipio de Nerja, que alberga el 98 por ciento de las plantas invasoras, con 48 de las 51 inventariadas en el informe. El presidente de GENA, Rafael Yus, ha explicado en un comunicado que este espacio se ha ido convirtiendo en “un reservorio perfecto” para la flora invasora del litoral mediterráneo andaluz.

“Es un auténtico contrasentido que, siendo una de las funciones del paraje natural el preservar los ecosistemas y la biodiversidad autóctonos, haya adquirido una función diametralmente opuesta como reservorio de plantas invasoras y potencialmente dañinas”, ha argumentado Yus.

Entre las causas los ecologistas apuntan a las condiciones ambientales propicias, las áreas degradadas colonizables por plantas invasoras con más capacidad adaptativa y la proximidad de fuentes muy potentes para estas especies, como los campos de cultivo y numerosas áreas ajardinadas de viviendas y urbanizaciones cercanas.

GENA ha solicitado a la administración competente que tome nota de su estudio y adopte las medidas preventivas y de erradicación pertinentes y ha recordado que esta problemática es fácilmente solucionable a nivel local, “pero llega a ser imposible si estas plantas se extienden por toda la región”.

Temas