Diario Sur

El concejal expulsado de Ciudadanos por triplicar la tasa de alcohol abandona el equipo de gobierno en Vélez-Málaga

José Antonio Moreno, en rueda de prensa junto al alcalde y el nuevo edil socialista Juan Carlos Ruiz Pretel.
José Antonio Moreno, en rueda de prensa junto al alcalde y el nuevo edil socialista Juan Carlos Ruiz Pretel. / SUR
  • José Antonio Moreno Ocón justifica su decisión por “la campaña mediática injusta y desproporcionada” tras asumir las delegaciones de Comercio, Industria y Educación

Apenas una semana. Éste es el tiempo que ha permanecido en el equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga el concejal no adscrito José Antonio Moreno Ocón, quien ha presentado este viernes un decreto con su renuncia a las delegaciones de Comercio, Industria y Educación otorgadas por el alcalde, Antonio Moreno Ferrer (PSOE), por “la campaña mediática injusta y desproporcionada”.

Moreno Ocón, que fue expulsado de Ciudadanos el pasado mes de mayo tras ser sorprendido conduciendo un coche triplicando la tasa de alcohol permitida, se mantiene, no obstante, como concejal del Ayuntamiento y según ha declarado “para seguir ejerciendo los derechos políticos en beneficio de los vecinos del municipio y apoyando las buenas decisiones o iniciativas que pueda tomar el equipo de gobierno”, formado por PSOE, GIPMTM y PA.

Este pasado miércoles el PP anunció que llevaría a la Comisión del Pacto Antitransfuguismo el nombramiento del exedil de Ciudadanos como concejal del gobierno veleño. Ocón ha señalado este viernes en un comunicado que “me ha hecho mucha ilusión trabajar como concejal de Educación, Comercio e Industria del Ayuntamiento de Vélez-Málaga considerándome suficientemente capacitado para su desempeño en beneficio de la ciudadanía, por lo que agradezco a la Alcaldía la confianza que depositó en mí al decretar dichas delegaciones”.

No obstante, se ha quejado de que “tras hacerse público mi nombramiento se ha desatado una campaña mediática contra mi persona de una forma totalmente injusta y desproporcionada, tratando de impedir que pueda desarrollar los derechos políticos que me confiere el ser concejal”, ha declarado.

Moreno Ocón ha resaltado que “a pesar de mi disposición y del apoyo que he tenido de todos y cada uno de los integrantes del equipo de gobierno, no me parece adecuado alimentar la propia campaña de descrédito a mi persona, y también, al equipo de gobierno que me apoya y finalmente, se asocie al municipio una imagen desfavorable; aunque no tenga ningún fundamento ni legal ni de otro tipo”, ha apostillado.

Con esta renuncia el gobierno tripartito vuelve a estar en minoría, con 12 de los 25 ediles. La corporación la completan el PP, con 10 concejales, e IU, que tiene dos.