Diario Sur

La suerte vive en esta administración de Torrox

Antonio Atencia, ayer en su despacho de Loterías junto a los premios repartidos.
Antonio Atencia, ayer en su despacho de Loterías junto a los premios repartidos. / E.C.
  • El despacho de la avenida del Faro reparte 1.685.479 euros en el sorteo de La Primitiva, su tercer premio millonario en seis años

Asegura Antonio Atencia que no se siente como Xavier Gabriel, el famoso lotero que regenta La Bruja de Oro, el despacho de Loterías de Sort (Lérida), conocido en todo el mundo por haber dado decenas de premios en los últimos años, especialmente en el sorteo de Navidad. Sin embargo, este torroxeño de 70 años parece estar emulando sus pasos, pues en apenas seis años ha dado ya tres premios millonarios. El último este pasado sábado, en La Primitiva, cuando en su despacho se selló el único boleto acertante de primera categoría, dotado con 1.685.479,72 euros. Anteriormente, el 27 de abril de 2010 vendió una Bonoloto premiada con 1.578.332 euros y el 17 de enero de 2012 otra con 3.562.637 euros.

En total, más de 6,8 millones de euros. Y si a esta cantidad se suma la otra docena de premios, entre quinielas, bonolotos y primitivas, que ha dado desde que en 1999 Loterías y Apuestas del Estado comenzó a repartir los conocidos carteles que se instalan en los despachos, la suerte distribuida por Atencia desde tierras torroxeñas supera la barrera de los ocho millones de euros.

«La verdad es que estoy muy satisfecho, para un lotero lo más gratificante no es que te toque a ti, sino que repartas suerte entre tus clientes, porque eso te garantiza que van a venir más a probar», comentó ayer este torroxeño que comenzó a vender lotería en 1985 en una papelería que regentaba por aquel entonces junto al instituto Jorge Guillén. A comienzos de la década de los noventa se trasladó a la avenida del Faro, donde continúa hoy.

Ahora son sus hijos, Antonio y Gema, los que están al frente del negocio, aunque a él le sigue gustando ir casi a diario para saludar a los clientes y a las empleadas. Al mediodía de ayer se enteró por una llamada de este periódico de que había vuelto a entregar otro premio millonario. «Pues sí que va ser verdad que la suerte se ha venido a vivir a Torrox», bromeó. Como era domingo, desde la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) no le enviaron el cartel que certifica el nuevo premio, algo que ocurrirá con toda seguridad hoy.

Aunque Antonio Atencia es muy celoso de revelar la identidad de los afortunados, sí confesó que en los otros dos premios millonarios entregados, en abril de 2010 y enero de 2012, sí acabó sabiendo quiénes eran. «Ha habido veces en que ha venido gente preguntándome por el nombre y les he dicho que no los conocía. El dinero es muy goloso y con lo revuelto que está el mundo, es mejor ser reservado», opinó.

Eso sí, este lotero confesó que cuando alguien gana una cantidad de este tipo, «tiene que tener la mente muy fría, relajarse y analizar muy bien qué hacer con tanto dinero, porque se puede despilfarrar», dijo.

Temas