Diario Sur

'La Cochinita', el añorado tren que vertebró Málaga

Tren de cercanías o 'Cochinita', a su paso por la avenida principal del Arroyo de la Miel.
Tren de cercanías o 'Cochinita', a su paso por la avenida principal del Arroyo de la Miel. / SUR
  • La provincia contó hasta 1968 con una línea de ferrocarril que conectó la capital con Vélez-Málaga y Ventas de Zafarraya, en Granada, de la que aún se conservan algunas de las antiguas estaciones, puentes y varios tramos de vía

  • La línea del Cercanías hasta Fuengirola es la única que se mantiene en activo de aquella época, ya que la que unía la ciudad con Coín se ocupó con una carretera

Hasta hace apenas 50 años, el ferrocarril vertebraba a la provincia, de este a oeste y de norte a sur. Las vías de tren conectaban la capital con Vélez-Málaga y Ventas de Zafarraya (Granada), con Fuengirola y con Coín, en una red de la que tan sólo sigue en activo la línea del Cercanías hasta la Villa Blanca y Álora. Aquellos trenes de vapor eran conocidos popularmente como 'La Cochinita', un nombre que se conserva en la memoria de quienes hoy superan el medio siglo de vida.

La generalización del automóvil y de los autobuses fue el detonante de la desaparición de este medio de transporte, que paradójicamente hoy en día es reivindicado tanto por los municipios de la zona oriental como por los de la occidental, a través del hasta ahora frustado proyecto del tren litoral de la Costa del Sol. El Ministerio de Fomento estudia desde el año pasado tres alternativas para prolongar el Cercanías hasta Marbella, que es la única gran ciudad española de más de 100.000 habitantes que no está conectada por ferrocarril. Esto este futuro.

Continuemos, por tanto, el viaje al pasado. ¿Cuándo se construyen esos ferrocarriles hoy desaparecidos en Málaga? La Compañía de los Ferrocarriles Suburbanos de Málaga (FSM) fue una empresa de capital belga fundada el 11 de mayo de 1905 para la construcción y explotación de ferrocarriles en las cercanías de Málaga. Estos ferrocarriles circularon sobre vía estrecha o trocha métrica. La empresa contaba con varias líneas. La primera en inaugurarse, la de Vélez-Málaga, partía de una estación situada en el barrio de La Malagueta; pero con la entrada en funcionamiento de la línea de Coín la cabecera se trasladó al edificio de la antigua estación, que hoy se conserva junto a la entrada al Puerto. A esta nueva estación se añadió la entrada en funcionamiento de la línea a Fuengirola.

Línea Málaga-Vélez-Ventas de Zafarraya

El tramo entre Málaga y Vélez-Málaga se inauguró el 23 de enero de 1908. La línea discurría junto al mar, incluso sobre la playa. En esa época se había proyectado la unión de esta línea con otra que partiría desde Torre del Mar a Zurgena (Almería) aprovechando el tramo de Torre del Mar a Vélez-Málaga de esta línea; pero ese proyecto nunca se materializó. Curiosamente, el fallido tranvía de Vélez-Málaga, que funcionó entre octubre de 2006 y junio de 2012, también se planteó inicialmente como el primer eslabón del tren litoral desde la capital hasta Nerja.

La línea de Málaga a Vélez-Málaga fue la última en cerrar, el 22 de abril de 1968. Aunque su trazado fue desmantelado, aún quedan algunos edificios de las antiguas estaciones, como los de Rincón de la Victoria, La Cala del Moral, Benajarafe o Torre del Mar, reconvertidos en salas de exposiciones, oficina de turismo y estaciones de autobuses. Una de las zonas más llamativas son los antiguos túneles de El Cantal, que se usan como paso entre La Cala del Moral y Rincón de la Victoria. Las vías del tren fueron desmanteladas a partir de 1968, pero atravesarlos supone adentrarse en la historia del municipio rinconero. El enclave fue además refugio para los cientos de miles de malagueños que huyeron de la capital tras la llegada de las tropas franquistas en febrero de 1937, en el episodio conocido como 'La Desbandá'.

La ayuda del médico canadiense Norman Bethune a decenas de exiliados republicanos llevó al Ayuntamiento a renombrar el entorno como 'Paseo de los Canadienses'. En 2010 se decidió reabrir el antiguo túnel entre el Puerto de Málaga y el barrio de La Malagueta, para utilizarlo como paso peatonal en el acceso al espacio comercial del Muelle 1 construido en el puerto.

El segundo tramo hacia Ventas de Zafarraya fue construido como prolongación de la línea de Málaga a Vélez-Málaga. En 1921 alcanzó Periana, y al año siguiente se inauguró el tramo hasta Ventas de Zafarraya, ya en provincia de Granada. Este último tramo fue el de más difícil construcción debido a la orografía por lo que fue necesario la instalación de tres tramos de vía con cremallera. No era muy frecuente encontrar sistemas de cremallera aunque aún se conservan algunos en funcionamiento en la zona de Cataluña, en Montserrat y en el Valle de Nuria.

Estaba previsto que esta línea se extendiera hasta Granada, pero las obras nunca se ampliaron más allá de los 31 kilómetros entre Torre del Mar y Ventas de Zafarraya, hasta que fue clausurada el 12 de mayode 1960.

Línea Málaga-Coín

Por su parte, la línea Málaga-Coín se extendió a lo largo de 29 kilómetros y unía Málaga con Coín a través de Churriana, Alhaurín de la Torre y Alhaurín el Grande. Esta línea había sido concebida para ser prolongada hasta Monda y Sevilla, pero tampoco se llevó a cabo el proyecto inicial. Fue inaugurada en 1912 y clausurada el 1 de julio de1965. Por la mayor parte de su trazado se construyeron carreteras de la red autonómica, aunque aún se mantienen varios puentes y antiguas estaciones junto a la calzada.

Línea Málaga-Fuengirola

La línea Málaga-Fuengirola se construyó en 1916 por la empresa Ferrocarriles de Málaga a Algeciras y Cádiz, de la que sólo se terminó este tramo que la compañía FSM explotó hasta 1934, pasando más adelante a ser administrada por el Estado. Tras varios cierres y breves reaperturas, se puso en marcha de nuevo en 1958 hasta 1970. Este tren compartía el tramo desde el Puerto de Málaga hasta San Julián, donde se bifurcaban las líneas. Por este motivo, durante el periodo en que la línea fue administrada por el Estado, tuvo que pagar peaje por la utilización del citado tramo a la empresa Ferrocarriles Suburbanos de Málaga.

Ésta fue la única línea que se mantuvo en funcionamiento tras la década de 1960. A partir de 1970 sufrió una modernización muy importante para convertirse en la línea de Cercanías de la Costa del Sol y soportar el paso de trenes Talgo procedentes de Madrid y Córdoba hacia Fuengirola, siendo electrificada, cambiándose la trocha métrica por vías de ancho ibérico, desdoblándose tramos y construyéndose túneles y estaciones subterráneas como las de Málaga-Guadalmedina, Málaga-Renfe, Torremolinos y la estación de Fuengirola, inaugurada en 1975.

En la década de 2000 sufrió su segunda gran transformación con el soterramiento del tramo urbano de Málaga capital y del aeropuerto; la apertura de las estaciones subterráneas Victoria Kent, Guadalhorce y aeropuerto; el desdoblamiento de nuevos tramos; la apertura del apeadero del centro comercial Plaza Mayor; la remodelación de estaciones subterráneas en el área urbana; la informatización del los sistemas de billetaje y los mencionados planes de expansión de la línea a través del corredor ferroviario de la Costa del Sol hasta Marbella.