Diario Sur

La familia de la niña del colegio de Rincón dice que tiene necesidades educativas especiales reclamadas desde 2011

  • La familia de la menor, ha asegurado que es "rotundamente falso que nadie haya intentado contactar" con ellos para abordar la situación de la pequeña

La familia de la menor del colegio de Rincón de la Victoria (Málaga), cuyos alumnos de cuarto de Primaria comenzaron el pasado miércoles un parón, ha asegurado que es "rotundamente falso que nadie haya intentado contactar" con ellos para abordar la situación de la pequeña y han incidido en que llevan "reclamando desde 2011 una atención adecuada para la menor", que presenta "necesidades educativas especiales y discapacidad".

Según un comunicado remitido por los representantes legales de la familia de la menor, "su derecho al honor, a la integridad física y a una atención escolar inclusiva y de calidad están recogidos en textos legales de orden superior a nivel europeo que se están vulnerando sistemáticamente", apuntando que "más allá de los incumplimientos legales están las consecuencias sobre las personas especialmente graves cuando se trata de la infancia".

Así, en el escrito se precisa que la familia lleva reclamando "desde 2011 una atención adecuada para la menor, anticipando las consecuencias de no aplicarlos, el impacto que tendría y de hecho ha tenido sobre el resto de los niños", añadiendo que "somos especialmente sensibles a los derechos del resto de los compañeros que son víctimas de la desidia y dejación de funciones de nuestra administración educativa durante cuatro años".

"Se han puesto a disposición del centro profesionales de reconocido prestigio que han conseguido controlar con éxito las conductas fuera del entorno escolar y cuyas recomendaciones no han sido tomadas en consideración", han señalado, al tiempo que han añadido que "la situación es extensible a mas centros de la zona" y que "los propios técnicos de Educación han dejado constancia", así como las comisiones de escolarización, los equipos de orientación de la zona y el propio Ayuntamiento con una moción en este sentido.

"La denuncia que el colectivo de familias ha realizado es consecuencia directa de la falta de intervención educativa con nuestra hija", ha manifestado en el comunicado, apuntando que se ha producido una "inaplicación de las medidas que los propios técnicos de orientación establecieron hace ya cuatro años".

Asimismo, han lamentado que esta situación "ha tenido y tiene consecuencias directas en la salud e integridad de la niña y de nuestra familia", recordando que "la responsabilidad civil de lo que ocurre dentro del recinto escolar es del equipo directivo del centro que debe garantizar la integridad y bienestar de todos sus alumnos tomando las medidas que sean necesarias para ello".

Sobre la aparición de personal y la puesta en marcha de un programa educativo, han indicado que "aún no tenemos evidencias de que la intención sea reconducir la situación de la niña sino de contener la situación que estas carencias han ocasionado de cara al grupo de familias". "No disponemos del protocolo de intervención pero a la vista de los resultados no ajusta sus necesidades ni lo lleva a cabo personal docente y con continuidad", han señalado.

Asimismo, han asegurado que "estas acciones han comenzado hace unas pocas semanas en respuesta a la situación y no hace cuatro años". "Nos preocupa especialmente que nosotros no dispongamos de las líneas de intervención de la niña y que al parecer se hayan compartido detalles de la misma con un grupo de familias", ha manifestado, indicando que se ha compartido información con ellas "sin permiso ni conocimiento de la familia" de la pequeña.

Han indicado que las necesidades de la niña "eran conocidas desde el inicio de su escolarización" y han señalado que la dotación de una monitora se produjo "hace unas pocas semanas" y que este puesto "ha sido ocupado en un mes por tres personas diferentes con el consiguiente trastorno que genera a las necesidades específicas de la niña".

Por último, han manifestado que con los datos que se están difundiendo "se está estigmatizando a nuestra hija, a nuestra familia, faltando a la verdad, y lesionando nuestro honor y nuestra intimidad ante lo que nos reservamos el ejercicio de las acciones legales que consideremos oportunas".