Diario Sur

Los dueños de casas ilegales pedirán a los ayuntamientos el reintegro de todas las tasas e impuestos pagados

  • Advierten que exigirán la devolución de tales pagos en los casos en los que las licencias hayan sido anuladas si no se modifica la ley para regularlas

Los propietarios de viviendas ilegales construidas en suelo rústico en la comarca de la Axarquía están decididos a lograr que los ayuntamiento se impliquen plenamente en la legalización de sus casas. Con esta finalidad, la Asociación Salvemos Nuestras Casas - en inglés Save Our Homes- (SOHA), colectivo que integra a casi medio millar de dueños de viviendas ilegales de la Axarquía, la mayoría extranjeros, ha anunciado la presentación de mociones en los ayuntamientos con el objetivo de mantener viva su lucha en favor de la legalización. La moción persigue que los plenos de los diversos municipios insten a la Junta de Andalucía a que a la mayor brevedad posible modifique los artículos del Decreto de Regularización de Viviendas 2/2012 por los que se declara como Asimilado a Fuera de Ordenación a las viviendas, por considerar que no es una solución válida. Del mismo modo, piden que se revise el artículo 52.A de la Ley de Ordenación urbanística de Andalucía (LOUA) 7/2012 de 17 de diciembre.

En el supuesto de que no se lleve a cabo dicha modificación «en un plazo razonable», que fijan en tres meses, instarán a que los ayuntamientos asuman la responsabilidad que le corresponde en este conflicto al haber concedido licencias que han sido o pueden ser declaradas nulas, reintegrando las cantidades cobradas tanto de tasas como de impuestos, como el de Construcciones y Obras, desde la concesión de los permisos municipales. También exigirán que gestionen la devolución de los pagos ante los diferentes organismos. Para el portavoz de SOHA y edil de Urbanismo en Alcaucín, Mario Blancke, los propietarios de estas viviendas, «en su gran mayoría compradores de buena fe», abonaron todo las tasas e impuestos municipales que los ayuntamientos les requirieron.

«El Ayuntamiento les otorgó la licencia de obras tras satisfacer dichas tasas creando una apariencia de legalidad total. Pagaron a los arquitectos para la redacción de los proyectos, a los abogados que les asesoraron en los trámites, a los notarios por las escrituras públicas, las tasas del Registro de la Propiedad y los impuestos de la Junta de Andalucía. Pagaron por el enganche del suministro eléctrico y las tasas por el enganche del agua de la red municipal de agua potable. En definitiva, cumplieron con todo lo que los organismos públicos y privados les demandaron, dando por válido el acto primero de otorgamiento de la licencia por parte del Ayuntamiento y lo validaron aceptando el trámite y cobrando sus correspondientes tasas. Los propietarios de las viviendas viendo todo lo anterior estuvieron convencidos de que estaban dentro de la más estricta legalidad», expuso ayer Blancke.

Según el edil, con la actual legislación en la mano lo máximo que pueden esperar los dueños de la mayoría de las casas construidas en el suelo no urbanizable es ser declaradas como Asimilado a Fuera de Ordenación, una figura que en absoluto supone su legalización. Con las modificaciones que proponen podría pasar a ser declaradas como Fuera de Ordenación, lo que sí les permite ejecutar obras de mejora y reformas.

Con esta nueva iniciativa, SOHA quiere seguir manteniendo la presión sobre los ayuntamientos y la Junta para conseguir la legalización de las casas construidas en el campo, a la vez que lograr el apoyo de los plenos de los pueblos de la comarca.

Asamblea

La propuesta salta a la luz justo la misma semana en la que Salvemos Nuestras Casas en la Axarquía tiene prevista su asamblea anual de socios para decidir las propuestas dirigidas a conseguir la máxima representación posible en los ayuntamientos de la comarca en los próximos comicios municipales de mayo.

Las propuesta que defenderá el comité en la asamblea, que tendrá lugar mañana miércoles 21, a las 19,30 horas en La Viñuela, será lograr que representantes de la asociaciones figuren en las candidaturas de las dos principales fuerzas políticas en la Axarquía (PP y PSOE) o integrarse en Ciudadanos.