Voto útil al PP para derribar el muro del PSOE-A

Mariano Rajoy y Juanma Moreno, en el centro, en la clausura de la Convención Nacional del PP en Sevilla. /Efe
Mariano Rajoy y Juanma Moreno, en el centro, en la clausura de la Convención Nacional del PP en Sevilla. / Efe
Crónica política

Moreno espolea a los cuadros de su partido para cambiar la «resignación por coraje y tesón» y ganar en Andalucía, para lo que tendrá el respaldo incondicional de Rajoy. El presidente, que recibirá a Susana Díaz, le avisa que el pacto de financiación debe ser con todo el PSOE y «no con solo una parte»

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, mostró en el cierre de la Convención Nacional celebrada en Sevilla su respaldo incondicional a Juanma Moreno para las elecciones andaluzas en la fecha que decidirá Susana Díaz: No se sabe si será en otoño o en marzo de 2019, pero sí que será la primera cita con las urnas de un año lleno de convocatorias electorales. «Estoy seguro de que pronto serás presidente», afirmó. Los mensajes de Rajoy para estimular a su partido a «no perder tiempo» y a salir sin complejos a ganar frente al auge de Ciudadanos iban en parte dirigidos a los cuadros andaluces del PP, todos presentes en Sevilla, desde los alcaldes a 'barones' provinciales.

Moreno hizo ver a su jefe que está «preparado» para ganar y expresó lo mucho que ha trabajado para ello, con más de 300.000 kilómetros en una furgoneta, 500 veces de una punta a otra de Andalucía. Por ello espoleó a su tropa para «cambiar la resignación por coraje y tesón» y ganar en Andalucía. Unas palabras quizás dirigidas a los muchos que en este cónclave se han mostrado escépticos con un triunfo electoral en las andaluzas. Hasta el propio Moreno dejó escapar ese desánimo el sábado, quizás por el influjo que el torpedo Cifuentes ha supuesto en un cónclave organizado para lucimiento de su candidatura. La presidenta de Madrid y su máster lo ha tapado todo, también la proyección del dirigente andaluz.

Si el sábado Moreno admitía que no ganará las elecciones, pero que sí podría gobernar si suma con Cs los 55 diputados de la mayoría absoluta, ayer mostró la firmeza esperada en su gente para incluso pedir el voto útil contra el partido de Albert Rivera, al que las encuestas también le auguran un crecimiento a costa de los populares en Andalucía. Recordó que Cs se presentó con el lema «cambio» en su campaña de las andaluzas de 2015, pero que ha acabado siendo el «sostén» del Gobierno continuista de Susana Díaz en los últimos tres años. Por ello, pide a los andaluces una reflexión: «Que valoren bien cuando cojan su papeleta dónde está el voto útil». Una petición que hace para «derribar el muro del PSOE en Andalucía, derribar ese tapón» que, en su opinión, está llevando a este territorio y a sus gentes a la «desidia». «El futuro es de los valientes. El PP va a salir a ganar, a conquistar ese futuro para construir una Andalucía nueva», jaleó a los militantes andaluces.

La palabra futuro fue también remarcada por Mariano Rajoy, que prometió a Moreno «todo el respaldo del mejor partido» para que gane y gobierne en Andalucía. El presidente aludió a la clave que el PP tocará como resorte para el vuelco político en Andalucía, el cansancio por casi 40 años de gobiernos socialistas. «Confiamos en que los andaluces abrirán una puerta al futuro y dejen atrás su pasado», subrayó.

En su intervención, Moreno criticó la gestión de Susana Díaz en lo que ésta más presume: Denunció que la inversión extranjera ha caído un 6% y prometió un paquete de reformas, sin definir, con el que buscará que las inversiones vuelvan a este territorio de «gran potencial» y con «andaluces de mucho talento».

También criticó la gestión en sanidad y educación, subrayando listas de espera de 63.000 personas, un gasto sanitario por habitante inferior a la media de España y la cifra de 142.000 jóvenes en paro que podrían estar estudiando Formación Profesional, pero no hay plazas. Reiteró sus promesas de equiparar el sueldo de los facultativos andaluces con la media española y crear 600.000 empleos en una comunidad con algo más de 800.000 parados. Agregó por ello que el PSOE «ya no es el partido que garantiza las políticas sociales», está «agotado» y «ha perdido la ilusión y la ambición por mejorar esta tierra».«Que el PSOE no dé más lecciones en políticas sociales al PP, porque ellos son incapaces de sacar adelante sus servicios sociales». «Esta tierra es una fórmula uno, pero con un mal piloto», arengó.

Más

Moreno acusó a Susana Díaz de «desfachatez» por criticar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) cuando su gobierno ha dejado de ejecutar 1.700 millones de euros en inversiones del Presupuesto de la Junta. Los PGE han recibido numerosas críticas en Andalucía, incluidas las de la patronal y sindicatos, además de las de la presidenta. En la convención han intervenido casi todos los ministros, algunos han anunciado novedades, pero ninguno, incluido el de Hacienda responsable del Presupuesto, Cristóbal Montoro, ha añadido ningún cero más a las partidas para Andalucía. Incluso Mariano Rajoy defendió las inversiones de su gobierno en Andalucía destacando que se han incrementado en un 27% respecto a las de 2017 (estas disminuyeron un 36% respecto a las del año anterior). «Si no las hubiera subido un 27%, ni aparezco», ironizó el presidente.

Alcalde de Andalucía

Rajoy, que recibirá a Susana Díaz en pocos días, avisó a la presidenta de la Junta de que su propuesta sobre la financiación autonómica (que el PP ha votado en el Parlamento) no será válida en la interlocución si no es la misma que defiende todo el PSOE. El presidente anunció que un nuevo sistema de financiación es uno de sus inmediatos retos, para lo que espera el consenso del PSOE, partido con gobiernos en varias comunidades. «Esperemos que todo el PSOE y no una parte del mismo esté de acuerdo», advirtió.

En el capítulo de las anécdotas cabe subrayar las caras de asombro de los asistentes andaluces al cónclave con un lapsus de Rajoy, cuando al referirse a Beltrán Pérez, candidato a la Alcaldía de Sevilla, manifestó: «Estoy seguro de que Beltrán será el próximo alcalde de Andalucía». Luego rectificó, lo que avivó aún más la confusión sobre si ya le estaba buscando sustituto al líder del PP andaluz.

El PP de Málaga, en la Convención Nacional

En una convención las delegaciones provinciales apenas tienen protagonismo, ya que no se vota nada. Si bien la malagueña (en la foto) sí lo tuvo por la presencia de su presidente, Elías Bendodo, en las caminatas matutinas de Rajoy. Este colgó un vídeo en Twitter con la de ayer con Bendodo y Maíllo por la orilla del Guadalquivir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos