Teresa Rodríguez defenderá el referéndum en Cataluña aunque le cueste votos en Andalucía

Teresa Rodríguez, ayer durante la rueda de prensa. :: E.P./
Teresa Rodríguez, ayer durante la rueda de prensa. :: E.P.

La coordinadora de Podemos modera su discurso, intensifica las explicaciones y critica a Puigdemont

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

Teresa Rodríguez respondió ayer que su posición y la de Podemos Andalucía en defensa de un referéndum pactado sobre la independencia de Cataluña no va a cambiar tras los últimos acontecimientos aunque las encuestas le adviertan de pérdida de votos. «No sé si costará votos, ni hemos pensado si pasará factura, ni hemos encargado una triste encuesta, pero seguiremos defendiendo un referéndum pactado», afirmó.

Pese a estas palabras, la coordinadora de Podemos Andalucía admite la crítica de que han faltado explicaciones de Podemos en una comunidad como Andalucía, cuya población ha manifestado en todos las encuestas sentirse tan andaluza como española. Su defensa a ultranza del derecho a decidir se ha interpretado como estar a favor de la independencia. El pasado domingo salió pronto a desmarcarse del comunicado de Izquierda Anticapitalista (IA), corriente a la que pertenece, en el que se reconocía la república de Cataluña. Rodríguez reiteró que no compartía el comunicado, pero no quiso aclarar si abandonará IA y se limitó a contestar: «No hay ninguna novedad ni ningún cambio respecto a dicho comunicado».

Tras este episodio, sin embargo, Teresa Rodríguez ha intensificado esta semana sus explicaciones sobre su posición respecto a Cataluña, incluso con vídeos en las redes sociales. En la comparecencia ayer lamentaba que no sea entendida y recordó que Podemos ya incluyó en su fundación en 2014 el derecho a decidir como solución al conflicto.

En su afán por parecer más didáctica recurrió al programa infantil 'Barrio Sésamo' tras reconocer que su posición es «difícil» de explicar, sobre todo tras la declaración unilateral de independencia del Govern catalán, con la que no está de acuerdo, pero tampoco lo está con la decisión del Gobierno de Rajoy de aplicar el artículo 155 de la Constitución para inhabilitar al ejecutivo de la Generalitat «con toda su fuerza represiva y judicial».

Insiste en el diálogo como solución y cuando se le pregunta cómo mantiene esta postura tras los puentes rotos cuando Carles Puigdemont se ha saltado las leyes y se ha fugado a Bélgica y parte de su ejecutivo está en prisión preventiva por orden judicial, responde: «¿Estamos nosotros en condiciones de arreglar todos los desaguisados que se han hecho durante los últimos meses, incluso los últimos años?».

En ese sentido, la coordinadora de Podemos lanzó críticas tanto al PP y PSOE como al PDeCAT. A socialistas y al partido de Puigdemont les acusa de actuar con «la calculadora» de los votos en las manos. Razón por la que opina que el PSOE primero estuvo en contra del 155 y luego lo respaldó; También el que el PDeCAT pensara que «le venía bien un conflicto de alta envergadura». «Al PP y Puigdemont les venía muy bien tirarle de las tripas a la gente», afirmó.

En resumen, remarcó que Podemos lo que quiere es un referéndum pactado sobre la independencia de Cataluña y, para salvar las dificultades jurídicas, propone que no sea vinculante y que luego, según el resultado, se reforme la Constitución. «No sé si costará votos esta postura», insistió Rodríguez, convencida de que la posición de su partido es la más responsable, sobre todo, advirtió, cuando las encuestas vaticinan unos resultados de las elecciones del 21 de diciembre parecidos a los del disuelto Parlament catalán: «El tiempo a ver a quién da la razón al final», apostilló.

Más

Fotos

Vídeos