Temor a que siga la suspensión cautelar de las 35 horas

Asimismo, María Jesús Montero, declaró ayer que teme que lse mantenga la suspensión de la jornada de 35 horas semanales para los empleados públicos. La consejera dijo que la falta de pronunciamiento público del Gobierno central al requerimiento del Tribunal Constitucional sobre el levantamiento o no de la suspensión cautelar sobre el decreto andaluz que regula la jornada laboral de 35 horas semanales para los empleados públicos le hace pensar que el Ejecutivo propugna que se mantenga dicha suspensión. De ser así, dijo, reunirá de inmediato a las organizaciones sindicales para acatar el mandato del alto tribunal, «pero sin que ello implique ni pérdida de puestos de trabajo ni perjudicar los derechos de los trabajadores en Andalucía».

Fotos

Vídeos