Susana Díaz viaja hoy a La Línea mientras pide al Gobierno más refuerzos policiales

Susana Díaz. /EFE
Susana Díaz. / EFE

La Junta rechaza la petición de un ‘comisionado especial’ para la comarca y el SUPreclama una nueva estructura policial

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

El asalto al hospital de La Línea para liberar a un narcotraficante detenido, cuya búsqueda continúa sin resultados y que podría haber pasado a Marruecos, ha hecho saltar todas las alarmas sobre la crítica situación del Campo de Gibraltar, bajo la presión creciente de las mafias de la droga. La presidenta de la Junta, Susana Díaz ha anunciado que visitará hoy la población gaditana para reunirse con el alcalde y el sindicato de trabajadores transfronterizos.

El anuncio de la visita de la presidenta se produjo después de que ésta insistiera por la mañana al Gobierno central en que «hay que dejarse ya de historias y mandar más efectivos». Díaz aseguró que «Andalucía ha perdido en torno a mil policías nacionales y mil guardias civiles, un 6% de la plantilla» y pidió al Ejecutivo central que «escuche a los profesionales, los alcaldes y los colectivos y comprenderá que la zona necesita los efectivos suficientes para que los ciudadanos se sientan protegidos y esa es la obligación del Gobierno de España y del Ministerio del Interior».

La presidenta va a la ciudad a «escuchar y ver en qué podemos ayudar», dijeron fuentes de la Junta.

En medios autonómicos se descarta la petición formulada ayer por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, para que la presidenta andaluza ponga en marcha un «Comisionado especial» en La Línea de la Concepción, que cuente con la participación de todas las administraciones.

El representante del Gobierno central en Andalucía sostuvo ayer que el problema del Campo de Gibraltar «no se puede resolver «sólo con más Policía o guardias civiles» por lo que pidió también a la Junta que declare «zona de especial necesidad social, económica y en materia de empleo» a la localidad gaditana y, «especialmente, a determinadas barriadas y zonas» del municipio, que alcanza una tasa de paro del 35% .

El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, respondió a las declaraciones de Sanz reclamándole que «se deje de excusas baratas» y dote «de más policiales» para «poner freno a la situación excepcional de violencia» que vive La Línea. «Lo que tiene que hacer Antonio Sanz es ponerse manos a la obra», dijo Jiménez Barrios, y «dotar de más medios policiales» para el municipio gaditano, como piden, recalca, los colectivos vecinales, las plataformas contra el narcotráfico, los sindicatos policiales, trabajadores y administraciones.

Lamenta que al Gobierno no le parezca «serio» el incidente del martes en el hospital de La Línea y lo «despache con ligereza y sin explicar a los ciudadanos cómo es que el delegado del Gobierno no se vuelca con este problema». «Si no está a la altura de lo que se espera, que lo deje», concluyó.

Otra estructura policial

El Sindicato Unificado de Policía reclama cambios en la estructura policial en la zona y alerta de que la zona va camino de ser «una la pequeña Colombia andaluza donde el mayor incentivo para su juventud es imitar al capo Pablo Escobar, ahora de moda». Los hechos lo confirman: la Policía daba cuenta ayer de la detención, tras un enfrentamiento, de un grupo de diez personas que vestidos de negro y con pasamontañas y guantes se preparaban para pasar un alijo.

El sindicato ha pedido reuniones urgentes con la presidenta andaluza, Susana Díaz, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, para que el Campo de Gibraltar tenga «el mismo rango administrativo que las comisarías provinciales, dotándoles de efectivos especializados, coordinados y dirigidos directamente desde Algeciras, con personal especializado en inteligencia criminal y sistemas especiales de investigación». Piden también más fiscales antidroga y «dar preferencia a estos procedimientos judiciales, al objeto de que la pena sea lo más inmediata posible, para que el efecto persuasivo del Código Penal sea una realidad». Entre los policías hay desesperanza, según el sindicato, por la «impunidad» de los narcos tras 40 años de lucha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos