Susana Díaz quiere manos libres para conformar la ejecutiva del PSOE-A

Su actual número dos, Juan Cornejo, pide unidad del partido en torno a la secretaria general, «máxime cuando no hay una alternativa»

M. D. TORTOSA SEVILLA.

Susana Díaz quiere manos libres para elegir los nombres de la ejecutiva regional del PSOE del mismo modo que Pedro Sánchez hizo con la federal. Díaz es la única que ha conseguido avales como candidata a la Secretaría General del PSOE andaluz en gran parte porque los sanchistas no han querido plantar batalla e impulsar una candidatura alternativa. No habrá primarias en Andalucía y la presidenta de la Junta revalidará su liderazgo en el congreso del PSOE andaluz a celebrar los días 29 y 30 de julio sin rival.

Ante la posibilidad de que los sanchistas sí quieran plantar batalla en los congresillos para elegir delegados y de esta manera ganar peso en los órganos de dirección e influir en el documento político, el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, advirtió ayer: «En el Congreso Federal dijimos, desde el minuto uno, que el secretario general debía tener las manos libres».

El número dos de Susana Díaz aún abundó: «La secretaria general es la que conforma su equipo, siempre ha sido así, es algo que le corresponde a ella».

Cornejo deja claro que Susana Díaz seguirá los mismos pasos que Pedro Sánchez, quien excluyó a cualquier afín de la andaluza no solo en su ejecutiva, sino también en los demás nombramientos de representación del PSOE en el Congreso y Senado (con la excepción de Guillermo Fernández Vara como presidente del Consejo de Política Federal).

Cornejo respondió que, no obstante, Díaz hablará «con todos» antes de decidir su nueva ejecutiva regional. El responsable de la cocina del PSOE andaluz no aclaró con quiénes hablará Díaz. Lo habitual es hacerlo con los secretarios provinciales, como Sánchez hizo con los regionales incluida Díaz. Si bien en Andalucía cabe la particularidad de que todos los actuales secretarios provinciales son afines a la presidenta de la Junta. El sector sanchista no tiene ningún secretario provincial de su lado hasta ahora. Algo que espera cambiar cuando se produzcan los congresos provinciales. Para entonces, entre septiembre y octubre, los afines del secretario general podrían estar preparados para dar la batalla y hacerse con algunas direcciones provinciales.

Cornejo hizo un llamamiento a ese sector crítico con la presidenta de la Junta, al que pidió unidad en torno a ella para que del congreso salga un liderazgo «con fortaleza y con el apoyo del partido, máxime cuando no hay una alternativa a Susana Díaz».

Recordó que la militancia andaluza ha vuelto a conceder a Susana Díaz un respaldo con «una amplitud tremenda». Su candidatura recibió el apoyo de casi 25.000 militantes, la mitad del censo del PSOE andaluz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos